Mapa de Juan de la Cosa - ABC
ABC HISTORIA RECOMIENDA

El mapa con el que España se adelantó al resto representando el Nuevo Mundo

El primer documento en el que aparece cartografiada América es una de piezas más destacadas del Museo Naval de Madrid. El Capitán de Navío Fernández de Mesa señala la importancia de conocer un legado marítimo que es «la base de la Historia de España»

MadridActualizado:

Dentro de la gran variedad de útiles naúticos que alberga el Museo Naval de Madrid, y que representan como pocos la grandeza naval de una nación con la tradición marítima de España a lo largo de su historia, destaca la carta realizada por Juan de la Cosa. El primer mapa en el que apareció representado el continente americano.

Esta carta elaborada por el bregado marino cántabro allá por el año 1500 se ha convertido no solo en una de las joyas de la corona del museo madrileño, sino en un documento de un valor artístico e histórico incalculable. La representación de aquellas tierras «plus ultra» sumadas a los territorios europeos, asiáticos y africanos podría haber tenido por objetivo el mostrar a sus majestades, los Reyes Católicos, los territorios descubiertos por la corona allende los mares.

Esta carta realizada por el bregado marino cántabro allá por el año 1500 se ha convertido no solo en una de las joyas de la corona del museo madrileño, sino en un documento de un valor artístico e histórico incalculable.

El territorio americano -representado en un color verde esmeralda- viene acompañado por una profusa descripción de todos los accidentes geográficos conocidos en el Nuevo Mundo. No en vano, de la Cosa formó parte de al menos dos de las travesías de Colón y participó a su vez en los llamados «viajes menores» junto a otros marinos ilustres de la época como Alfonso de Ojeda. Los conocimientos resultantes de sus alredor de siete viajes a los espacios recien descubiertos fueron determinantes a la hora de realizar la carta.

Con respecto a la representación de los otros continentes y espacios en el mapa, los mismos aparecen decorados con motivos variados (rosas de los vientos, reyes, personajes bíblicos, navíos) los cuales eran muy del gusto de la época así como de uso recurrente en la cartografía.

También debe destacarse el conocimiento que demuestra el marino en la representación de territorios como África, en donde pone en relieve los últimos hallazgos geograficos llevados a cabo por navegantes portugueses, los cuales como señala a ABC el Capitán de Navío Fernández de Mesa: «Eran los principales competidores de España por el dominio del mar durante esta época».

La enigmática desaparición de la carta

Con la llegada del siglo XIX el mapa desapareció misteriosamente. Se cree que pudo ser robado por las tropas francesas durante la Guerra de la Independencia debido a su posterior aparición en París. Fue en la capital francesa donde el barón de Walkenaer, embajador holandés destinado en el país galo, encontró el desaparecido tesoro español en el año 1832. Tras la muerte del diplomático, el hispano Ramón de la Sagra puso en conocimiento de las autoridades patrias el paradero de la carta, la cual fue finalmente comprada en subasta por parte del Depósito Hidrográfico por algo más de 4.000 francos.

Con la inauguración del Museo Naval de Madrid de manos de la reina Isabel II el 19 de octubre de 1843, la carta de Juan de la Cosa llegó al que hasta día de hoy es su hogar, el Museo Naval de Madrid. Donde el visitante puede encontrar tanto este como muchos otros tesoros nacionales.

«Una historia naval única en el mundo»

Con motivo del «VIII Congreso Iberoamericano de Educación Matemática, CIBEM 2017» que ha tenido lugar en Madrid entre los días 10 y 14 de julio, se han llevado a cabo unas visitas culturales en el Museo Naval.

Dichas visitas han sido dirigidas por un grupo de estudiantes universitarios, los cuales mostraron al público una gran variedad de útiles necesarios para la navegación, así como la importancia de las matemáticas aplicadas al gobierno de un barco. También explicaron varios hitos relacionados con la tradición naval española; como es el caso de la triangulación del Ecuador realizada por Jorge Juan y Antonio de Ulloa (1736-1745) o la expedición realizada por A. Malaspina y J. de Bustamante y Guerra entre los años 1789 a 1791.

Interior del Museo Naval de Madrid
Interior del Museo Naval de Madrid- ABC

Al mismo tiempo, dichos voluntarios tuvieron la oportunidad de recibir formación de uno de los más insignes marinos de la Armada española en la actualidad: el Capitán de Navío José Ramón Fernández de Mesa.

El ilustrado militar destacó las virtudes del Museo Naval, al que describió como «una joya» a través de la cual se puede entrar en contacto con «una historia naval única en el mundo»Capitán de Navío Fernández de Mesa

En declaraciones a ABC, el ilustrado militar destacó las virtudes del Museo Naval, al que describió como «una joya» a través de la cual se puede entrar en contacto con «una historia naval única en el mundo», como es la propia de España, un país con una tradición marítima incomparable que «ha tenido la mar como marco en muchas de sus hazañas».

Es debido a ello que el ser conocedor de las grandes gestas nauticas de una nación que fue la potencia marítima indiscutible durante un periodo prolongado de tiempo se antoja imprescindible. A razón de esto, el capitán expresó muy acertadamente: «La historia naval es la base de la Historia de España».