Juan Vázquez: «La 28ª División aguantó bien en las Ardenas a pesar de ser sometida a una fuerte presión»

El divulgador histórico explica a ABC cómo combatió la unidad del «cubo sangriento» en la ofensiva. Su actuación, olvidada por la Historia, fue clave para detener la última locura de Hitler

Actualizado:

Una unidad que «aguantó bien» las embestidas a pesar de «ser sometida a una fuerte presión». Así es como define Juan Vázquez la participación de la 28ª División de Infantería en la última ofensiva de Adolf Hitler.

El divulgador histórico (con más de una decena de obras sobre la contienda a sus espaldas) no titubea al señalar lo determinante que fue el que se dejaran la vida combatiendo contra los nazis. Y es que, lograron retrasar la ofensiva germana lo suficiente como para que sus compañeros reforzaran las maltrechas defensas de la región.

Juan Vázquez García es doctor en Medicina y Dermatólogo. Pero su gran pasión es la historia militar. Pasión que le ha llevado a viajar por numerosos campos de batalla y museos militares de todo el mundo. Ha publicado numerosas obras sobre ese tema, especialmente sobre las dos guerras mundiales. Algunas de ellas han sido traducidas a varios idiomas.

Una obra destacada: «La batalla de las Ardenas» -Galland Books-

1 - ¿Por qué se consideraba a las Ardenas un «lugar de descanso para las tropas aliadas» antes de la invasión de las Ardenas? ¿Cómo es posible que los aliados no previeran el ataque?

Fue un grave error de los servicios de inteligencia aliados. Consideraban a la Wehrmacht incapaz de organizar ninguna ofensiva de consideración, después de los reveses sufridos en el oeste y ante la presión de los soviéticos. Además, las Ardenas, olvidando la campaña occidental de 1940, se consideraba un terreno poco propicio para una ofensiva.

«La ofensiva de las Ardenas fue un grave error de los servicios de inteligencia aliados»

2 - ¿Cuál fue la actuación de la 28ª División de Infantería en los primeros días de combate en las Ardenas?

La 28 ID se comportó de forma notable, en relación con una división estadounidense típica de la época. A pesar de ser sometida a una fuerte presión en algunos sectores, aguantó bien en lugar de huir en desbandada. Incluso sin el tradicional apoyo artillero masivo aliado sus hombres combatieron con una resolución y habilidad poco comunes entre los aliados a esas alturas de la guerra. Eso sí, el precio pagado fue alto, especialmente por el 110ª Regimiento.

3 - ¿Considera usted que fue una División especialmente maltratada por las circunstancias?

A la división se le asignó un sector amplio, de unos 40 kilómetros de longitud, tres veces más de lo que la doctrina estadounidense contemplaba para una división de infantería. La determinación que mostraron en la defensa, en ausencia del apoyo aéreo y artillero al que estaban habituados hizo que sufrieran un elevado número de bajas.

El apoyo acorazado que fueron recibiendo no fue bien utilizado y también sufrió bajas elevadas, pero el resultado fue que contribuyeron al retraso en los planes alemanes. Pero no hay que olvidar que las tropas a las que se enfrentaban eran de escasa calidad y estaban muy mermadas de medios de todo tipo, desde combustible hasta munición de artillería.

4 - ¿Cuál es la conclusión que ha podido extraer tras elaborar su libro sobre las Ardenas?

La batalla de las Ardenas ha sido muy analizada y ha resultado especialmente mediática. La actuación de la 28 ID, el contraataque de Patton, la defensa de Bastogne... forman parte de la mitología.

Sin restar mérito a los defensores, suele olvidarse que los propios mandos alemanes no confiaban un ápice en el éxito de su ofensiva. Era un terreno que favorecía extraordinariamente al defensor, la calidad de la tropa era muy escasa y el material acorazado no era el más adecuado para una ofensiva de ese tipo. El combustible era escaso y la munición limitada. El reconocimiento de las líneas enemigas era deficiente, los plazos era excesivamente ajustados y la flexibilidad operativa muy reducida.

Tal vez, sólo tal vez, la Wehrmacht de 1941 hubiera sido capaz de llevar a cabo con éxito la ofensiva tal y como se concibió, con unos objetivos tan ambiciosos. Pero los hombres que hubieran podido llevarla a cabo estaban enterrados en el suelo ruso.

Batalla de las Ardenas
Batalla de las Ardenas- ABC