Historia

Un documental recrea una de las batallas más sangrientas de la IIGM en los bosques catalanes

MIRASUD PRODUCCIONES ha dado vida, en colaboración con dos asociaciones de recreación histórica, al enfrentamiento que se sucedió a partir de 1944 entre americanos y alemanes en Hürtgen

Laureano Clavero, director de MIRASUD, durante el rodaje - Laureano Clavero

Más de 30.000 bajas. Unas 8.000 de ellas, por culpa del agotamiento psicológico que provocó en los soldados estar sometidos durante casi seis meses al fuego alemán y a las continuas lluvias centroeuropeas. La batalla librada a partir de septiembre de 1944 en el bosque de Hürtgen fue una auténtica pesadilla para el ejército de los Estados Unidos. Y ya no solo por la ingente cantidad de nombres que engrosaron sus interminables listas de muertos, sino porque demostró la incapacidad de algunos de los más altos oficiales aliados. Quizá por ello fue olvidada tras la Segunda Guerra Mundial. De hecho, y a pesar de su importancia, todavía hoy permanece oscurecida bajo un velo de cierta desinformación. Al menos, fuera del continente americano.

Por todo ello, y para rendir su particular homenaje a los soldados que lucharon y se dejaron la vida en los bosques ubicados en la frontera entre Bélgica y Alemania, la productora MIRASUD PRODUCCIONES rodó el pasado abril un documental sobre esta contienda en Cataluña. La cinta, todavía en proceso de montaje, contó con la participación de varios expertos en la Segunda Guerra Mundial tales como el periodista e historiador Jesús Hernández (autor -entre otras obras- de «Pequeñas grandes historias de la IIGM») o el divulgador histórico Pere Cardona (fundador del popular blog «HistoriasSegudnaGuerraMundial»).

Fotografía tomada durante el rodaje
Fotografía tomada durante el rodaje- Laureano Clavero

«Esperamos que esta cinta sirva para dar luz a un hecho hasta ahora olvidado» explica, en declaraciones a ABC, Laureano Clavero (director de MIRASUD y coautor de «El diario de Peter Brill» junto a Cardona).

El documental («HÜRTGEN. “Into the muddy battle”») fue rodado en los bosques del Montseny (a 50 kilómetros de Barcelona) y contó con la colaboración de dos de las asociaciones de recreación histórica más concienzudas en lo que a la Segunda Guerra Mundial se refiere: la «First Allied Airborne Catalunya» y la «GRH Hohenstaufen Spanien». Sus miembros fueron los encargados de dar vida (y traer hasta tierras españolas) a los soldados germanos que participaron en la lid, y a la 28A División de Infantería estadounidense. Esta última, la misma unidad que, a partir de esta contienda, fue conocida como la «División del cubo sangiento» por su símbolo (un dintel rojo) y por la ingente cantidad de bajas sufridas.

Una batalla olvidada

La batalla, como explica en declaraciones a ABC el mismo Jesús Hernández (autor también del blog «¡Es la Guerra!») se sucedió cuando los aliados quisieron atravesar el río Rur en su viaje hacia el corazón del Tercer Reich: la misma Alemania. Tras romper la Línea Sigfrido a través de Aquisgrán, el Primer Ejército de los Estados Unidos observó que podía ser flanqueado desde el bosque de Hürtgen.

Por ello, su oficial al mando (Courtney Hodges) se obcecó en tomar aquella arboleda. Una región de apenas 150 kilómetros cuadrados en la que los germanos se habían parapetado y que terminó siendo un auténtico quebradero de cabeza para los norteamericanos. «Los alemanes no podían lanzar un ataque de entidad desde allí, pero los Aliados estimaron que no había que correr ese riesgo», señala el experto.

Entrevista a Jesús Hernández durante el documental
Entrevista a Jesús Hernández durante el documental- Laureano Clavero

El problema fue que los alemanes no estaban dispuestos a dejar pasar a los americanos hacia Alemania y defendieron a sangre y fuego el territorio provocando más de 30.000 bajas a los aliados. Fue por ello por lo que la contienda fue ocultada por los mandos americanos. Así lo cree, además de Hernández, Cardona (socio de MIRASUD y de Clavero): «La batalla ha sido, en cierta forma, camuflada por los Estados Unidos. Por eso el documental es tan importante. Con él daremos una visión global del enfrentamiento, pero también explicaremos pormenorizadamente lo que sucedió. Una contienda que, junto con las Ardenas, fue una de las últimas oportunidades de Hitler para tratar de frenar el avance aliado».

Hasta el más mínimo detalle

Para dar vida a esta contienda, Clavero y sus soldados seleccionaron con cuidado hasta el más mínimo detalle. El primero de ellos fue el emplazamiento. Y en este punto, no hubo duda. «Escogimos los bosques del Montseny porque son un entorno privilegiado. El macizo tiene dos lados. Y uno de ellos cuenta con una vegetación húmeda bastante similar a la que se da en el centro de Europa», señala a ABC el experto recreador Joan Parés (de la «First Allied Airborne Catalunya»).

En sus palabras, el entorno cumplió escrupulosamente su objetivo: mostrar la pesadilla que tuvieron que soportar durante meses los combatientes de los EE.UU. Soldados que se vieron obligados a luchar entre humedad y barro. «Intentamos elegir un día con previsión de lluvia para rodar y que, así, fuera más creíble. Al final tuvimos suerte», destaca Clavero. El agua, según determina, hizo la sesión más veraz y permitió emular a unos combatientes que, en muchos casos, se vieron obligados a permanecer horas y horas escondidos en trincheras con el agua por los tobillos.

Cardona y Clavero, en el rodaje
Cardona y Clavero, en el rodaje- Laureano Clavero

Pero el terreno no fue lo único que se midió al milímetro. Y es que, los recreadores históricos copiaron para este documental ficcionado la indumentaria de la 28A División de Infantería de los Estados Unidos. Una unidad con mucha historia pero que -al igual que la contienda de Hürtgen- no ha contado con una repercusión tan grande en el cine como (por ejemplo) la 101A División Aerotransportada.

«La 28A no es muy famosa, pero protagonizó muchos enfrentamientos en Hürtgen. Además, tras el Día D ya había participado en la limpieza del norte de Francia y en la toma de París. Por desgracia, han pasado desapercibidos al gran público», añade Parés. El elemento distintivo de estos combatientes era su insignia: un dintel rojo. El mismo que portan en su manga los miembros de la «First Allied Airborne Catalunya» en las fotografías de Clavero. «El resto de la indumentaria es similar a la que llevaba la infantería americana en la Segunda Guerra Mundial», completa el catalán.

Laureano Clavero

A sus homólogos alemanes tampoco les falta detalle. Y es que, los combatientes de la «GRH Hohenstaufen Spanien» pusieron a disposición de Clavero todo el equipo de las Divisiones de Infantería que participaron en Hürtgen. Desde los populares fusiles Kar 98 K (unos de los más precisos de entonces) hasta el uniforme completo de un soldado germano.

Aunque eso sí, todos ellos (tanto nazis como americanos) destrozados por las continuas lluvias, el barro y la vegetación. «La clave es el realismo. Los soldados en el campo de batalla no tienen tiempo de ducharse ni de lavarse la ropa. No llevan un petate para cambiarse de camiseta. Tienen que vivir con lo que tienen hasta que llegue su reemplazo. Por eso, en las imágenes aparecemos sucios», completa Parés.

A su vez, los recreadores históricos ofrecieron al equipo de MIRASUD PRODUCCIONES algunos vehículos típicos en el ejército americano durante la Segunda Guerra Mundial. Un despliegue digno de una cinta que, cuando vea la luz, se convertirá en el primer documental en español sobre este tema.

Realidad y ficción

En palabras de Clavero, el documental tiene parte de realidad, y parte de ficción. Y es que, además de narrar los pormenores del enfrentamiento y los sucesos que llevaron hasta él, también cuenta con varias escenas ficticias que pudieron darse en el campo de batalla.

Una de ellas es la que aparece en el avance cedido en exclusiva a este diario, y que muestra a un soldado americano enfrentándose cuerpo a cuerpo contra un alemán. Algo más que habitual en Hürtgen, según Parés. «También se podrá ver a los soldados corriendo a través de los bosques, varias emboscadas y -entre otras cosas- el minado de una carretera» señala, en este caso, Clavero. Todo ello ha convertido la película en un «docu-ficción».

Escena del film
Escena del film- Laureano Clavero

Finalmente, otra de las novedades que traerá «HÜRTGEN. “Into the muddy battle”», será su peculiar forma de narrar los hechos. «Hemos rodado usando lo que me gusta llamar un “guión de cebolla”. Con varias capas. En la primera, Pere Cardona se ha encargado de explicar el contexto general de la guerra y cómo se encontraba anímicamente Alemania en esos momentos. Jesús Hernández, por su parte, ha explicado cómo se avanzó desde Normandía hasta Hürtgen. Finalmente, Joan ha narrado el enfrentamiento en detalle», determina el director de MIRASUD a ABC.

Gracias a ellos, el espectador terminará metiéndose en la piel de unos combatientes que lograron sobreponerse a unas condiciones meteorológicas más que adversas y que, metro a metro, expulsaron a los nazis hasta el interior de Alemania.

Este documenta forma parte del proyecto «Batalla de Carentan, Omaha Beach, Bastogne». Una iniciativa que (en principio) buscaba rememorar en tierras catalanas tres momentos determinantes para el ejército norteamericano en la Segunda Guerra Mundial. Pero un proyecto que ha crecido hasta incluir este documental.

Toda la actualidad en portada

comentarios