Historia

El Águila de San Juan del escudo de España y la ignorancia histórica

El distintivo no es anticonstitucional, ni fascista, ni franquista, sino que procede de la época de los Reyes Católicos

Escudo de los Reyes Católicos en un excelente de oro acuñado en Sevilla entre 1497 y 1504.
Escudo de los Reyes Católicos en un excelente de oro acuñado en Sevilla entre 1497 y 1504. - WIKIPEDIA
ANA SANTANA (EFE) Santa Cruz De Tenerife - Actualizado: Guardado en: Historia

Calificar el escudo de España con el Águila de San Juan como «anticonstitucional, fascista o franquista» es incorrecto y revela una grave ignorancia histórica, pues este distintivo procede de la época de los Reyes Católicos, cuando se unieron los emblemas de Castilla y Aragón.

El historiador y militar Jerónimo González precisa este dato en su libro «Historia de la enfermería en la policía armada, nacional del cuerpo nacional de policía», en el que aborda la creación de esta especialidad sanitaria en el ámbito policial, y que surge como una extensión de su «Historia de la enfermería militar española».

Jerónimo González (Tenerife, 1953) ha sido teniente del cuerpo militar de sanidad-enfermería -su último destino fue en la Unidad Militar de Emergencias en Los Rodeos- y explica en una entrevista a EFE que el águila de San Juan nimbada en oro, que portaba en sus garras el yugo y las flechas, fue el distintivo del cuerpo de la Policía Armada.

Simbolizaba el mandato de la protección de los valores e ideales del que hacía gala el régimen del general Francisco Franco y que procede del escudo de los Reyes Católicos, puntualiza Jerónimo González, quien actualmente ejerce como abogado.

En 1978, cuando se aprueba la transformación de la entidad en el Cuerpo de la Policía Nacional, continúa en uso este emblema pero se suprimen el yugo y las flechas de las garras del águila. Posteriormente, con la unificación y nacimiento del actual Cuerpo Nacional de la Policía, desaparecerá totalmente.

Ignorancia histórica

Pero los orígenes de este escudo con el águila «se pierden en el tiempo» pese a que algún «iluminado o manifiestamente indocumentado lo califica de fascista, franquista e inconstitucional», advierte el investigador.

«Nada más lejos de la realidad, pues tiene otras raíces más profundas en la Historia de España», y en concreto, cuando se unen los escudos de Castilla y Aragón se incorpora el águila que tenía el escudo heráldico de Isabel I de Castilla, que se hizo coronar Reina de Castilla el día de San Juan.

Así seguirá siendo durante los siglos posteriores «sin ninguna referencia a Francisco Franco, que por esa época ni estaba ni se le esperaba», aunque es verdad que el águila de San Juan fue incorporada como soporte al escudo de España como un elemento destacado.

Además del águila, durante la dictadura y la posterior transición, se sustituyó el cuartel de Dos Sicilias por el de Navarra, se incorporaron las columnas de Hércules y la cinta con el lema «Plus Ultra», de versiones anteriores del escudo nacional, y la divisa de los Reyes Católicos «Tanto monta» fue sustituida por «Una, grande y libre».

Por lo tanto, resulta totalmente incorrecto referirse al uso del escudo de España con el águila de San Juan con los términos «anticonstitucional o incluso inconstitucional», lo que alude a «grave ignorancia histórica», advierte Jerónimo González, pues incluso este emblema figura en todos los lugares oficiales y documentos en los debates, redacción y promulgación de la Constitución española de 1978.

También figura sobre el preámbulo del texto del ejemplar solemne de la Constitución que firmó el Rey Juan Carlos I, y que se conserva en el Congreso de los Diputados.

Así se mantuvo hasta 1981, cuando por ley de 5 de octubre se sustituyó dicho escudo por el actual, en el que desaparece el águila con el yugo y las flechas en sus garras, el emblema «Una, grande y libre» y la corona imperial es sustituida por la real, además de incorporar la flor de lis borbónica.

Es muy probable que estas modificaciones se hayan hecho más por desconocimiento histórico que por necesidad real, explica el investigador, quien señala además que en la Carta Magna de 1978 no se hace mención en ninguno de sus artículos al escudo de la nación, aunque sí sobre la composición y colores de la bandera.

Toda la actualidad en portada

comentarios