Espectáculos

Hemeroteca > 31/05/2006 > 

Laia Marull protagoniza en el teatro Español el estreno de «Nina», de José Ramón Fernández

«Habría que secuestrarla y quedárnosla para siempre». La frase es de José Ramón Fernández, autor de la obra teatral «Nina» -que ganó en 2003 el premio Lope de Vega y que hoy se estrena en el café del

Actualizado 31/05/2006 - 08:32:25
ABC  Laia Marull, en un ensayo  AP  Imamura, en Tokio en 1997
ABC Laia Marull, en un ensayo AP Imamura, en Tokio en 1997
«Habría que secuestrarla y quedárnosla para siempre». La frase es de José Ramón Fernández, autor de la obra teatral «Nina» -que ganó en 2003 el premio Lope de Vega y que hoy se estrena en el café del teatro Español-, y se refiere a su protagonista, la actriz Laia Marull. El dramaturgo no podía ayer disimular su satisfacción ante el estreno, que significará el debut como director teatral de Salvador García Ruiz, centrado hasta ahora en el cine («Mensaka», «El otro barrio» y «Las voces de la noche»). Para Fernández, uno de los creadores de la casi legendaria trilogía «Las manos», «el trabajo del director y de los actores hará de este estreno un acontecimiento».
«Nina» toma su título del nombre de la protagonista de «La gaviota», de Chéjov. Contrariamente a lo que pudiera parecer, el autor ruso conecta con esa juventud desencantada que espera que ocurra algo. «En la época en que escribí la obra, yo trabajaba con jóvenes, y me decían que las cosas que les ocurrían a los personajes de Chéjov les llegaban mucho».
Salvador García Ruiz salta con «Nina» a la escena; es un salto arriesgado, según él mismo lo define. No entraba en sus planes, pero la llamada de Mario Gas y el texto le convencieron: «Avanzo profesionalmente con los empujones que me dan los demás». Sobre el texto, dice que «está lleno de sorpresas; aparentemente es muy sencillo, pero se ofrece al espectador a corazón abierto. Los actores han de entregarse porque el público debe sentir que los actores respiran, no que interpretan».
«Nina» cuenta el regreso a su pueblo de una joven actriz, y su encuentro, en la cafetería del hotel donde se aloja, con dos hombres: Blas y Esteban. Ninguno de los dos ha salido del pueblo. Los tres son personajes desencantados, que se sienten fracasados por diversas razones. Tanto el autor como el director coinciden en señalar la idoneidad del espacio donde se va a representar, el café del Español. «La función transcurre también en un café -dice Salvador García Ruiz-, y esa verdad del escenario es la que demandaba el texto. Durante los ensayos, los técnicos nos decían que era como si estuvieran fisgando las conversaciones de unos personajes, y eso es lo que queremos que perciba el público».
Laia Marull dice del texto que «habla de personajes que están perdidos, bloqueados, que no saben cómo afrontar sus vidas, porque se les han hecho grandes, y se encuentran en una noche que resultará fundamental». A la actriz le acompañan Juanjo Artero y Ricardo Moya.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.