Nacional

null

Hemeroteca > 31/01/2007 > 

Trashorras y Toro, condenados a más de 10 años de cárcel por tráfico de drogas y tenencia de explosivos

La sección octava de la Audiencia Provincial de Asturias ha condenado al ex minero José Emilio Suárez Trashorras, imputado en el sumario del 11-M, a 10 años de prisión por sendos delitos de tenencia y

Actualizado 31/01/2007 - 16:47:31
La sección octava de la Audiencia Provincial de Asturias ha condenado al ex minero José Emilio Suárez Trashorras, imputado en el sumario del 11-M, a 10 años de prisión por sendos delitos de tenencia y tráfico de explosivos y contra la salud pública por su implicación en la 'Operación Pipol'.
La sentencia condena asimismo a Antonio Toro, cuñado de Trashorras y también imputado por los atentados de Madrid, a una pena de 11 años y seis meses de prisión por los mismos delitos. En concreto, la resolución judicial impone a Trashorras 6 años de cárcel por tenencia y tráfico de explosivos -dos menos de lo solicitado por el fiscal- y 4 años más por venta de drogas, así como una multa de 218.000 euros, mientras que condena a Toro a 6 años por el primer delito y a 5 años y 6 meses por el segundo, así como al pago de la misma sanción económica que su cuñado.
La denominada 'Operación Pipol' se llevó a cabo en julio de 2001 y permitió desarticular dos redes dedicadas al tráfico de drogas, así como la incautación de 86 kilos de hachís, casi tres kilos de cocaína, 16 cartuchos de Goma-2 y 94 detonadores industriales. El tribunal absuelve además a cuatro de los dieciocho acusados en el sumario e impone a los catorce imputados restantes condenas que oscilan entre los cuatro y los once años de cárcel.
La ponente de la sentencia, la magistrada Alicia Martínez Serrano, fue la encargada de dar lectura en audiencia pública a la resolución judicial, de casi 200 folios, y que se incorporará al sumario del 11-M cuya vista oral comenzará el próximo 15 de febrero en la Audiencia Nacional.
Tras conocer la sentencia, el abogado de Suárez Trashorras, Gerardo Turiel, y la letrada de Antonio Toro, Teresa Suárez, señalaron a los periodistas que recomendarán a sus clientes que presenten recurso contra la resolución judicial mientras que el fiscal antidroga de Asturias, José Peral, eludió comentar la resolución a la espera de leerla en su integridad.
Durante el juicio por la 'Operación Pipol', que se prolongó durante un mes y medio y se celebró en medio de fuertes medidas de seguridad, la Fiscalía había pedido la máxima pena prevista en el Código Penal por tenencia y tráfico de explosivos, ocho años de cárcel, así como 10 años de prisión en el caso de Trashorras y 10 años y 6 meses para Toro por sendos delitos contra la salud pública.
El Ministerio Público justificó la petición de la máxima pena posible por tráfico de explosivos para el ex minero avilesino y para su cuñado porque disponían de un "gran depósito" de dinamita que continuaron vendiendo después de su detención en 2001, tal y como se recoge también en el sumario por los atentados del 11-M.
En la instrucción de esta causa la Fiscalía ha solicitado para Trashorras la mayor pena de todos los imputados, 38.667 años de cárcel como autor por cooperación necesaria de los atentados y como autor material de los hechos que permitieron la adquisición de los explosivos empleados por la célula islamista autora de la matanza. Para Antonio Toro, el fiscal ha interesado en sus conclusiones provisionales de cara al juicio del 11-M una condena de 23 años de cárcel.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.