Nacional

null

Hemeroteca > 30/12/2006 > 

Zapatero mantiene que dentro de un año «estaremos mejor que hoy» para el fin de ETA

España va bien, como diría José María Aznar. Sólo que en esta ocasión la reflexión, con otras palabras, es de José Luis Rodríguez Zapatero. El presidente del Gobierno despidió ayer el año con un

Actualizado 30/12/2006 - 15:43:50
España va bien, como diría José María Aznar. Sólo que en esta ocasión la reflexión, con otras palabras, es de José Luis Rodríguez Zapatero. El presidente del Gobierno despidió ayer el año con un balance de la situación del país que rozó lo paradisíaco, sin dejar un hueco a la autocrítica. Todo va bien, y el próximo año irá todavía mejor, proclamó un exultante Zapatero. Ni siquiera mostró un ápice de preocupación a la hora de hablar de la negociación con ETA y el proceso para acabar con el terrorismo. «Estamos mejor que un año, y dentro de un año estaremos mejor que hoy», aseguró el jefe del Ejecutivo, quien se refirió a los asesinatos de ETA como «trágicos accidentes mortales». Unas horas después, fuentes de La Moncloa aclararon que el presidente quiso decir «atentados» y no «accidentes».
El alto el fuego de ETA centró buena parte de la rueda de prensa del presidente del Gobierno. Pese a las reiteradas preguntas de los periodistas sobre la marcha del proceso para acabar con la banda terrorista, Zapatero no aportó ni un solo dato nuevo que pudiera invitar a compartir su optimismo. No quiso hablar de la creciente violencia callejera, ni del último zulo encontrado en Amorebieta, donde había 60 kilos de explosivos, ni del rearme de la banda tras el robo de 350 pistolas y revólveres en Francia. Apeló a la «necesaria discreción» para no hablar de nada y explicó que si el Gobierno adopta alguna medida en el futuro, como la de acercar presos etarras al País Vasco, se lo comunicará antes a los grupos parlamentarios.
«Cada paso que se dé, firme y sólido, si se da en el futuro, lo conocerán los grupos parlamentarios, y si no hay convocatoria, es que no va a haber paso», aclaró.
En cuanto a la participación de Batasuna en las próximas elecciones municipales de mayo de 2007, el presidente del Gobierno expresó su confianza en que se respete la ley de Partidos para que «todos puedan estar en las próximas citas electorales».
Eso sí, exigió «objetividad» cuando se hable de la marcha del «proceso», una objetividad que, en su opinión, se mide así: «Es de sentido común, ¿se está mejor cuando hay un alto el fuego permanente que cuando había bombas, como hace un año? Sin duda. Sin duda se está mejor que hace cuatro o cinco años, cuando además teníamos trágicos accidentes mortales. Estar en un alto el fuego permanente es una situación mejor que hace un año, que había acciones, bombas, explosiones, coches-bomba, coincidiendo por ejemplo, con las Navidades».
Entendimiento con el PP
Tampoco hubo lugar para la autocrítica cuando se refirió a la falta de entendimiento con Mariano Rajoy en política antiterrorista. La culpa, según Zapatero, es del PP. A su juicio, es una «excepción» que se produzca un desacuerdo entre el Gobierno y el principal partido de la oposición en este asunto. Una excepción que, apuntó, «se produce en la oposición». No obstante, mostró su confianza en que el año que viene pueda crearse un «clima más favorable a ese entendimiento», y admitió, esta vez sí, que todos tendrían que poner de su parte.
Si el mensaje de Zapatero respecto al proceso «de paz» o de fin de «la violencia», como dice él, fue de optimismo, cuando se refirió a la situación económica de España entró de lleno en el triunfalismo. Recordó que España va a crecer un 3,8 o un 3,9 por ciento este año, que lidera la creación de empleo en Europa y que los contratos fijos han alcanzado un récord histórico.
El presidente del Gobierno completó el dibujo de una España idílica cuando hizo balance de los «avances en el desarrollo del Estado de Bienestar». «Más de un millón de españoles, o todos, se beneficiarán con la atención a las personas que no pueden valerse por sí mismas». La ley de Dependencia, como la ley de Igualdad, son hitos, según Zapatero, en el progreso de este país.
Una de las facetas del Gobierno de Zapatero que más críticas ha recibido en el último año ha sido su política exterior. Pero también ahí se mostró plenamente orgulloso del trabajo realizado. De hecho, al final de su comparecencia ante la prensa se repartió a los periodistas una nota de nueve páginas con toda su actividad exterior, que incluye un listado de 58 citas internacionales en 2006.
La política exterior del Gobierno del PSOE, señaló Zapatero, ha sido activa «en principios esenciales: la defensa de la paz y de la legalidad internacionales y el compromiso en la lucha contra la pobreza».
Los viajes del presidente
En 2006, el presidente hizo 12 viajes internacionales, la mayoría de ellos correspondientes a cumbres multilaterales o bilaterales que se celebran con regularidad, y mantuvo entrevistas con 41 presidentes o primeros ministros. Se mostró especialmente orgulloso de su Alianza de Civilizaciones, a pesar de que no ha viajado a ningún país de Oriente Próximo.
Zapatero, por otra parte, señaló que no tiene previsto reunirse con Bush: «No hay novedades», aunque señaló que le llama la atención que el PP ya no insista sobre ese hecho: «No sé por qué razón ya no les merece tanta fruición que se produzca un encuentro con Bush».
Hubo más autofelicitaciones por las reformas de los estatutos de autonomía que se han aprobado hasta ahora (Comunidad Valenciana, Cataluña y Andalucía). «Es un paso adelante en el Estado de las Autonomías, hecho desde la normalidad para que crezcan las partes a la vez que crece el conjunto. Es evidente que España no se rompía; al contrario, está más fuerte», aseguró. Zapatero aprovechó para insistir en que piensa agotar la legislatura.
El cambio climático
Entre los objetivos para el año 2007, el Gobierno se ha marcado, especialmente, tres: más inversión en la «economía del conocimiento» y en I+D+i; la defensa del medio ambiente y el compromiso ante el cambio climático, y la intensificación del proceso de modernización de los servicios públicos, con prioridad para la seguridad.
El próximo año, el Gobierno quiere aprobar 40 leyes para cumplir su programa, como la ley de Adopciones Internacionales, la ley del Cine, la ley de Desarrollo Sostenible del Medio Rural y la ley de Prevención del consumo de bebidas alcohólicas por menores.
En su comparecencia, Zapatero tuvo tiempo de defender su ley de «Memoria Histórica»: «Es una prolongación del espíritu de la Transición», aseguró, pese a que el PSOE se ha quedado solo en el Congreso con ese proyecto.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.