Sociedad

null

Hemeroteca > 30/11/2006 > 

Posible colapso en el mar de Ross

POR ARACELI ACOSTAMADRID. Hace poco más de un año un gigantesco iceberg, que se había desprendido cinco años antes de la plataforma antártica de Ross, mantuvo en vilo a la comunidad científica hasta

Actualizado 30/11/2006 - 02:49:17
POR ARACELI ACOSTA
MADRID. Hace poco más de un año un gigantesco iceberg, que se había desprendido cinco años antes de la plataforma antártica de Ross, mantuvo en vilo a la comunidad científica hasta que finalmente colisionó con la lengua Drygalski, en el mar de Ross, arrancándole limpiamente una porción de cinco kilómetros de largo.
Ahora, un equipo de investigadores que trabajan sobre el terreno advierten de que la propia plataforma de Ross, del tamaño de Francia, puede colapsarse y desprenderse, provocando un dramático incremento en el nivel del mar. Algunos hablan de que su colapso podría hacer aumentar el nivel del mar al menos cinco metros, aunque otras estimaciones se refieren a 17 metros.
El grupo de investigadores de Nueva Zelanda, Italia, Alemania y Estados Unidos, que está realizando perforaciones en la Antártida, ha recuperado tres millones de años de historia climática, pero las noticias que se desprenden de esta información no son buenas para el futuro.
Los análisis iniciales del suelo marino cerca de la Base Scott sugieren que la plataforma de Ross ya se ha colapsado en el pasado y lo hizo por sorpresa y de manera rápida. Como la plataforma Larsen B, cuya formación se remonta a 12.000 años y que con el tamaño de la isla de Mallorca y 720.000 millones de toneladas de hielo se desplomó en el año 2002 en sólo 35 días.
Temperaturas más altas
Tim Naish, codirector científico de este equipo investigador, aseguró al diario neozelandés «The Press» que los registros de sedimentos son importantes porque aportan evidencias cruciales de cómo esta plataforma helada podría reaccionar al cambio climático. «Si el pasado es una indicación de lo que ocurrirá en el futuro, entonces la plataforma se colapsará», dijo. En este sentido, la investigación permitirá conocer cómo era la Antártida en épocas del pasado donde la temperatura era entre 2 y 4 grados centígrados más elevada que la actual.
Pero detrás del posible colapso de la plataforma de Ross está el futuro de toda la Antártida occidental. Desde 2002, cuando la plataforma Larsen B se desprendió de la costa de la Península Antártica, los científicos han sido testigos de un aumento de los flujos internos de los glaciares (pérdida de masa glaciar en forma de agua) de los que se alimentaba. Esto es, que las plataformas heladas actúan de freno a la regresión de los glaciares. Así, nada más derrumbarse la Larsen se observó que los glaciares fluían ocho veces más rápido hacia el mar de Weddell que antes de la ruptura de la placa.
La Antártida almacena el 90% del agua dulce del planeta, y la masa de la Antártida occidental contiene 30 millones de kilómetros cúbicos de agua.
Los científicos no descartan que la plataforma antártica de Ross, del tamaño de Francia, se desprenda por sorpresa y de forma rápida, como ocurrió en 2002 con la Larsen B, que se desintegró en 35 días
AP
Imagen del colapso de la plataforma Larsen B, tomada por la NASA el 7 de marzo de 2002
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.