Cataluña

null

Hemeroteca > 29/01/2009 > 

Siri Hustvedt, mujer de Auster y autora de «Elegía para un americano»

D. M.BARCELONA. Aunque la coletilla de «mujer de» amenaza con perseguirla el resto de su carrera, hace ya unos cuantos años que Siri Hustvedt (Minessotta, 1955) dejó de ser la esposa de Paul Auster y

Actualizado 29/01/2009 - 02:42:26
EFE  La escritora, en Barcelona
EFE La escritora, en Barcelona
D. M.
BARCELONA. Aunque la coletilla de «mujer de» amenaza con perseguirla el resto de su carrera, hace ya unos cuantos años que Siri Hustvedt (Minessotta, 1955) dejó de ser la esposa de Paul Auster y se convirtió en una de las voces más lúcidas, originales y personales de la narrativa contemporánea. Su última novela, «Elegía para un americano» (Anagrama / Empúries), celebrada por la crítica como uno de los grandes acontecimientos literarios del año, es una prueba más del talento de un escritora que, como aseguró en Barcelona,intenta «descubrir por qué la gente es cómo es». Por esoescribe y, como ocurre en «Elegía para un americano», por lo que apoya sus relatos en las ramas de la filosofía o la psicoterapia, disciplinas que, asegura, no facilitan respuestas, pero sí ayudan a plantearse preguntas.
En «Elegía para un americano», Hustvedt relata la historia de dos hermanos que, poco días después de la muerte de su padre, encuentran en sus diarios de los años treinta las historias que él siempre les había ocultado. A partir de ahí, la autora estadounidense empieza a peinar los flecos de la novela con un relato que se hace fuerte en las dualidades padres-hijos, recuerdo-olvido y contar-no contar y que explora la necesidad de algunos personajes de cambiar de vida de principio a fin. «La novela empezó con una imagen visual recurrente de una chica dentro de un ataúd que de pronto se incorpora -explicó-, pero la resurrección no se trata como un fenómeno paranormal, sino como un tema subyacente de personas que reinventan su vida».
Autora de media decena de ensayos y de cuatro novelas, Hustvedt reconoció también que su última novela tiene trampa: «Los auténticos secretos del libro no están en la trama, sino en otro sitio», aseguró, misteriosa. Mucho más explícita y meridiana se mostró la escritora a la hora de valorar el nombramiento de Obama como presidente de Estados Unidos. «Tanto mi marido como yo lloramos el día que ganó y el día en que fue nombrado presidente -explicó-. Alguien como Obama es redentor para todo intelectual estadounidense,
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.