Nacional

null

Hemeroteca > 28/11/2004 > 

El hombre que activó el 11-M se reunió en 2001 con Atta en Tarragona para ultimar el 11-S

La Policía busca al «tercer hombre», que tras estar en la cumbre terrorista de ese verano, volvió en el invierno de 2003 para ordenar los atentados de Madrid

Actualizado 28/11/2004 - 14:13:35
Un espectacular dispositivo consiguió detener a Binalshibh en Karachi en 2002.REUTERS
Un espectacular dispositivo consiguió detener a Binalshibh en Karachi en 2002.REUTERS

MADRID. La Policía española cuenta con nuevas informaciones recibidas de Estados Unidos que concluyen que el «enlace» de Al Qaida que vino a España en el invierno de 2003 con la orden de activar la célula del 11-M fue el tercer asistente a la cumbre terrorista que tuvo lugar en julio de 2001 en Tarragona con Mohamed Atta, piloto suicida del 11-S, y Ramzi Binalshibh, «financiero» de la red terrorista y coordinador de estos atentados.

La incógnita sobre la identidad de este individuo aún no está despejada, aunque los investigadores centran sus indagaciones en tres nombres que, por razones operativas, mantienen en secreto. Pero de lo que no tienen duda es de que se trata, según datos contrastados en el curso de la investigación, de un «lugarteniente» de Musfatá Setmarian, «Al Suri».

Preso en Estados Unidos

Del FBI proviene la información que vincula a la célula del 11-M con la del 11-S. Las fuentes consultadas destacan, en este sentido, dos hechos que consideran significativos. Primero: Ramzi Binalshibh está encarcelado en Estados Unidos después de haber sido extraditado por Pakistán, país en el que fue detenido el 14 de septiembre de 2002, concretamente en Karachi. Segundo: la reciente decisión de la Administración Bush de ofrecer una recompensa de 3,8 millones de euros a quien facilite información sobre Mustafá Setmarian, de origen sirio, aunque nacionalizado español. Sobre este individuo, conocido también como «Al Suri», el juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo, que investiga los atentados del 11-M, pidió recientemente a la Policía que aporte al Juzgado toda la información que tenga sobre este dirigente de Al Qaida, actualmente jefe en Afganistán de un campo de entrenamiento.

Las confesiones del yemení Ramzi Binalshibh en Estados Unidos han arrojado luz sobre la reunión que en julio de 2001 mantuvo en la provincia de Tarragona con el egipcio Mohamed Atta para concretar los últimos detalles del atentado cometido dos meses más tarde contra las Torres Gemelas y el Pentágono. Uno de los datos revelados es que a esa reunión asistió un tercer miembro de Al Qaida. Con esta información, y con otras obtenidas por la Policía española, los investigadores creen que ese tercer terrorista es el mismo que en diciembre del año pasado viajó hasta Madrid para activar la célula del 11-M, de la que era emir Allekema Lamari y líder espiritual «Serhane el Tunecino», sin olvidar a dos destacados miembros de Al Qaida en Europa: Amer Azizi y Said Berraj -hombres vinculados a «Abu Dahdad»- contra los que el juez del Olmo ha dictado orden de detención por su implicación con los atentados de Madrid.

El eslabón

Los investigadores tienen datos que permiten afirmar que ese tercer hombre, eslabón entre la célula del 11-M y el 11-S, es un «lugarteniente» de «Al Suri» en Europa. Tras reunirse en Madrid con los terroristas de los «trenes de la muerte», se cree que huyó al Reino Unido. Esta sería, según las fuentes consultadas, la segunda vez que el «tercer hombre» y «activador de la célula del 11-M» pisó territorio español. La primera se sitúa entre el 9 y el 16 de julio de 2001 cuando se reunió en Tarragona con Atta y Ramzi -ambos pertenecientes a la «celula de Hamburgo». Pese a que los servicios alemanes alertaron a España del viaje de Ramzi, la reunión en la que se ultimaron los atentados del 11-S no fue detectada. Con posterioridad, se supo que el yemení había llegado al aeropuerto de Reus en un vuelo procedente de Hamburgo el 9 de julio de 2001. Justo ese día, llegaba a Madrid Mohamed Atta en un vuelo Miami-Zurich-Madrid.

De los pasos de Ramzi se sabe que el mismo día de su llegada se alojó, junto con otra persona no identificada, en el hotel Mónica de Cambrills (Tarragona). Ocuparon una habitación doble a nombre del yemení. Ante este hecho, en fuentes de la investigación se cree que el «no identificado» podría ser del «enviado» de «Al Suri». De la visita de este individuo a Tarragona no se tiene ningún rastro, mientras que de Ramzi se ha comprobado que el 16 de julio de 2001 tomó un avión en Reus para volver a Hamburgo.

Por su parte, Atta, a su llegada a Madrid, se hospedó en el hotel Diana Cazadora, próximo al aeropuerto de Barajas y alquiló un turismo, que utilizó para desplazarse hasta Tarragona. En esta capital se alojó durante los días 13, 14 y 15 en el hotel Sant Jordi. El 16 de julio de 2001 durmió en el hotel Casablanca Playa en Salou y el 17 en el hostal Residencia Montsant. también en Salou. A las doce horas del día 19, Atta abandonó España desde Barajas con destino a Atlanta. Había recorrido 1.908 kilómetros con el coche que alquiló.

Huida hacia Pakistán

Durante su estancia en Tarragona, Atta, Ramzi y el enviado de Al Suri contaron con la cobertura de Mohamed Belfatmi, un argelino vinculado a «Abu Dahdad», encarcelado y procesado por Garzón. Belfatmi, que residía en una población de la provincia de Tarragona cercana a los hoteles donde se alojaron Atta y Ramzi, tramitó en la Comisaría de Tarragona el permiso de residencia, que obtuvo el 11 de junio de 2001.

Curiosamente, pocos días después empezó a realizar gestiones para abandonar España. De hecho, se trasladó a Madrid, donde consiguió un visado para Pakistán. Ocho días antes del 11-S, tomó un avión con destino a Karachi junto a un miembro del «comando» que estuvo en la preparación del 11-S, Said Bahaji (en su agenda se halló un teléfono de «Abu Dahdad») y otros dos argelinos que utilizaron pasaportes falsos. Todos llegaron a Karachi, ciudad en la que en 2002 fue detenido Ramzi Binalshibi por su implicación en el 11-S y cuyas revelaciones también están sido utilizadas por la Policía española para llegar al «cerebro» del 11-M.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.