Castilla y León

null

Hemeroteca > 28/10/2005 > 

Un Don Quijote políglota acampa en el claustro de la Catedral de Burgos

El templo reúne además numerosas ediciones escolares, algunas de ellas realizadas en la capital burgalesa, además de versiones en varios idiomas

Actualizado 28/10/2005 - 03:16:20
F. ORDÓÑÉZ  Una visitante en la exposición de ediciones de la obra «Don Quijote de  la Mancha» que acoge el claustro de la Catedral de Burgos
F. ORDÓÑÉZ Una visitante en la exposición de ediciones de la obra «Don Quijote de la Mancha» que acoge el claustro de la Catedral de Burgos

MAR GONZÁLEZ

BURGOS. Más de un centenar de ejemplares de «El Quijote» de todos los tiempos, desde el siglo XVIII a nuestros días, y en todos los idiomas, desde el latín macarrónico al chino, el árabe o el euskera, se muestran hasta diciembre en el claustro de la Catedral de Burgos. Se trata de una exposición organizada por el Instituto Municipal de Cultura y el Cabildo Catedralicio en el que se muestra sólo parte de los fondos quijotescos de la Seo burgalesa.

El presidente del Cabildo, Matías Vicario, explicó en la presentación de la muestra que en la Catedral existen en la actualidad 280 ejemplares del Quijote, la mayoría donados por la familia de Fernando Bedia, un burgalés que dedicó su vida a coleccionarlos. Una selección de ellos, entre los que destaca una edición facsímil de 1615 y varios ejemplares de la edición de Ibarra de 1771, componen la exposición «El Quijote en la Catedral de Burgos» que se ha completado con 10 piezas traídas desde el Monasterio de Bujedo.

La muestra incluye un apartado destinado a las imágenes del Quijote, en la que, además ejemplares históricos, se incluye la edición ilustrada más grande, obra del burgalés Juan Vallejo, o un panel en el que Juan Mons intenta resumir toda la primera parte de la obra.

Junto a estos ejemplares se exponen escenas tan conocidas de la novela de Cervantes como la lucha con los molinos ilustradas por artistas de la talla de Dalí o Picasso. Asimismo se exhibe El Quijote ilustrado del pintor burgalés Juan Vallejo y que está considerado como la obra pictórica más extensa del mundo sobre el caballero de la triste figura.

En la escuela

La última parte se dedica a «Don Quijote en la escuela». Las primeras ediciones escolares son de mediados del siglo XIX. En 1856 se publicaron dos versiones adaptadas para el público infantil: «El Quijote de los niños para el pueblo» y «El Quijote para todos», ambas de Nemesio de Campo y Rivas.

A principios del siglo XX, con motivo de la celebración del tercer centenario de la publicación del Quijote, se publicó otra versión abreviada bajo el título de «El libro de las escuelas» de Vicenti.

Además, durante décadas, los alumnos españoles leyeron esta obra en las ediciones del editor burgalés Saturnino Calleja, de quien se cumple este año 150 años de su nacimiento, y por la editorial de Santiago Rodríguez.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.