Canarias

Hemeroteca > 28/04/2008 > 

De Madeira y Cabo Verde a Canarias, el triángulo de la ruta de la cocaína a las Islas

ERENA CALVOLAS PALMAS. `Salema´ y `Rachi´ son las más recientes, pero en los últimos años ha habido muchas más operaciones contra el narcotráfico en las Islas. Miles de kilos de cocaína han sido

Actualizado 28/04/2008 - 10:47:58
`Salema´ y `Rachi´ son las más recientes, pero en los últimos años ha habido muchas más operaciones contra el narcotráfico en las Islas. Miles de kilos de cocaína han sido desembarcados en los puertos canarios, fruto de la investigación de la Guardia Civil y la Policía Nacional sobre las redes que operan en el Archipiélago o que utilizan alguno de sus puntos como paso en su ruta. El último informe de Europol no olvidaba la importancia de Canarias en el camino que siguen los mercenarios de los señores de la droga.
Este organismo hablaba en 2007 de tres rutas de la cocaína: la del norte, que tendría su origen en el Caribe, pasa por las Azores y termina en la Península y Portugal; la del centro, que parte de Sudamérica hacia Europa vía Cabo Verde, Madeira y Canarias, y por último, la ruta africana desde Sudamérica hasta el norte de África, y de ahí a España y Portugal.
«La mayoría de la droga que llega a las Islas es para su consumo interno, se introduce por una y luego se transporta al resto», explican a este periódico fuentes policiales, que advierten además del incremento del consumo de determinadas sustancias estupefacientes en los últimos años, «si no, no se explicaría que también haya aumentado el tráfico de drogas en Canarias».
«De diez barcos, se coge uno»
Los mismos informadores advierten de que, además, «de cada diez barcos que salen con droga, las estadísticas apuntan a que sólo se coge a uno». Las operaciones que dan al traste con los negocios de los narcos son «extremadamente complejas; hay que invertir muchos medios y mucho tiempo en hacer un seguimiento a los miembros de la banda para pillarlos en el momento que menos lo esperen con el cargamento y poder detenerlos».
Por las Islas no sólo pasa la droga que se consume «en el mercado interno». En algunas operaciones «se ha constatado que los narcotraficantes también se sirven de ellas como almacén para distribuir la mercancía a España u otras zonas de Europa, aunque no en grandes cantidades». En estos casos, los «correos» suelen «moverse principalmente vía aérea y con pequeñas dosis».
Pero muy cerca de Canarias -«en aguas internacionales próximas a las Islas»- también pasan los barcos que se mueven entre Sudamérica y África, «que se ha convertido en el gran almacén de los carteles colombianos y venezolanos de la cocaína». El nuevo modus operandi pasa por el transporte a países africanos como Bissau, Mauritania o Conakry de la hoja de coca «para elaborar allí la pasta y distribuirla después en Europa». Desde estos países subsaharianos «lo suben por tierra hasta Marruecos, desde donde lo transportan en neumáticas a otros puntos de España o Francia, o bien la mueven vía aérea». Precisamente en junio de 2007, la Policía detuvo en el sur de Gran Canaria a un piloto uruguayo. En su avioneta se encontraron 25 kilos de cocaína. Había partido del continente africano.
Regentada por mujeres
De origen africano, ghanés y nigeriano, eran los seis detenidos en la última operación antidroga en las Islas. Este miércoles fueron apresadas en la isla de Gran Canaria seis personas que se dedicaban a la distribución y venta de cocaína y heroína. La Policía Nacional intervino dos kilos de estas sustancias, además de 6.700 euros y diverso material. La droga se introducía vía aérea, según fuentes policiales, y la organización estaba regentada por mujeres que la distribuían en dos tiendas de productos africanos de Las Palmas de Gran Canaria, además de enviarlas a Madrid vía Barajas.
Un mes antes, la Guardia Civil se había incautado de 453 kilos de cocaína en la operación `Salema´, llevada a cabo de forma conjunta con las autoridades francesas. La droga tenía como destino la isla de Lanzarote, aunque el trayecto del velero `Evasión´ duró más bien poco -sólo pudo navegar un día- y fue abordado por un buque francés de aduanas al sur de Martinica. El barco había partido de Santa Lucía, en el Caribe Oriental.
Fueron detenidas dos personas: F.T.R., un alemán de 45 años, y A.C.J., venezolana de 46. Tras el asalto, relatan fuentes policiales, se descubrió que el nombre real del velero era `Philadelphia´. Lo habían pintado para pasar desapercibido.
«Un duro golpe»
Los agentes de la Guardia Civil en Lanzarote llevaban cerca de un año detrás de los traficantes. «Fue un duro golpe para la organización» en la isla. «Sabíamos desde hacía algún tiempo que iban a hacer el viaje con la mercancía en marzo y esperábamos detenerlos aquí, aunque finalmente lo hicieron en Martinica los franceses», cuentan. Una vez detenidos los tripulantes del velero, dieron en Lanzarote con cinco miembros de la banda, que fueron apresados, en Arrecife y Playa Blanca. Tres de ellos ingresaron en la cárcel de Tahiche.
La organización -formada por españoles, alemanes, colombianos y marroquíes- tenía conexiones también con la Península. En Pontevedra se detuvo a otro integrante, y se pudo comprobar que F.M.B., «recluso que cumple condena en el centro penitenciario de Picassent, en Valencia, es otro de los miembros de la red». Así como otros dos españoles que se encuentran en busca y captura, «aunque se sospecha que podrían haber abandonado el territorio nacional».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.