Sociedad

Hemeroteca > 26/07/2006 > 

Fósiles de La Rioja permiten reconstruir totalmente el dinosaurio 'Baryonix'

Los restos fósiles de una pata de dinosaurio "Baryonyx", encontrados en Igea (La Rioja), suponen un hallazgo paleontológico a nivel mundial y completan la información científica que se tenía de la

Actualizado 26/07/2006 - 18:41:04
Dinosaurio "Baryonyx". /ARCHIVO
Dinosaurio "Baryonyx". /ARCHIVO
Los restos fósiles de una pata de dinosaurio "Baryonyx", encontrados en Igea (La Rioja), suponen un hallazgo paleontológico a nivel mundial y completan la información científica que se tenía de la especie, que vivió hace 120 millones de años y de la que sólo habían aparecido vestigios en Inglaterra.
La directora de la Sección de Paleontología del Museo de Historia Natural de Londres, Angela Milner, ha presentado estos fósiles en rueda informativa en el Centro Paleontológico de Igea, acto al que también ha acudido el presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, y el director de Geología de la Sociedad Aranzadi, José Angel Torres.
El coordinador de este Centro, Francisco Sáez Benito, encontró el verano pasado en un monte de Igea los restos de una extremidad posterior de un dinosaurio de gran tamaño, que fueron recuperados y restaurados por los paleontólogos de la Sociedad Aranzadi. Después, se envió toda la documentación sobre estos fósiles a la doctora Milner, quien confirmó que los restos pertenecían a un dinosaurio "Baryonyx", por lo que decidió viajar a La Rioja para confirmar la importancia del hallazgo y conocer los yacimientos paleontológicos de icnitas -huellas fósiles- de la región.
La pata hallada en La Rioja, que corresponde a un ejemplar de unos tres metros de altura y diez de longitud, mide unos 2,30 metros y cuenta con una perfecta conexión anatómica: fémur, tibia, peroné, metatarsos, falanges y una de las garras. Milner ha detallado que el "Baryonyx", denominado 'garra pesada' por las fuertes garras en sus extremidades superiores, era un dinosaurio bípedo, por la estructura de su pelvis, que se alimentaba de peces -debido a las escamas y espinas halladas en la cavidad abdominal del ejemplar inglés- y tenía mandíbulas, como un cocodrilo.
Los primeros restos del 'Barionix' fueron hallados en 1983
Entre los trabajos de investigación de Milner destaca el estudio del dinosaurio encontrado en 1983 en un pozo de arcilla de Surrey (Inglaterra) por el cazador de fósiles William Walker, por lo que el esqueleto de este especimen, encontrado prácticamente intacto, fue bautizado como "Baryonyx walkeri", en honor de su descubridor. Años después aparecieron restos de la misma especie en los yacimientos de Salas de los Infantes (Burgos) y en La Rioja, pero gracias a los fósiles encontrados en Igea se ha logrado completar la información sobre la fisonomía del ejemplar aparecido en Inglaterra, que se exhibe en el Museo de Historia Natural de Londres.
Hace 120 millones de años, los lugares en los que han aparecido estos restos eran regiones de costa y marismas, que daban alimento a los "Baryonyx" piscívoros. Torres ha insistido en que "los datos anatómicos del dinosaurio riojano ampliarán el conocimiento mundial sobre esta especie" y ha lamentado que no se encontraran más fósiles de este ejemplar u otros en la zona de Igea en la que aparecieron los restos.
Por su parte, el presidente del Gobierno riojano, que nació en Igea, ha expresado su satisfacción por la importancia de los fósiles encontrados, que una vez estudiados, se mostrarán en el Centro Paleontológico de esta localidad. En La Rioja hay identificados 110 yacimientos repartidos por veinte municipios, en los que se han clasificado entre nueve mil y diez mil icnitas, lo que la convierten en la región española con más huellas fosilizadas de dinosaurios encontradas y documentadas y, por su número y conservación, constituye, según los expertos, uno de los territorios paleontológicos más importante del mundo.

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.