Cultura

Cultura

Hemeroteca > 26/06/2007 > 

Bellas Artes pedirá al Gobierno que la Armada extraiga los pecios españoles

JESÚS GARCÍA CALEROMADRID. El asunto del presuto expolio de Odyssey Marine Exploration en aguas del Estrecho de Gibraltar ha saltado por primera vez las cercas de la polémica y la política, incluso

Actualizado 26/06/2007 - 02:56:43
JESÚS GARCÍA CALERO
MADRID. El asunto del presuto expolio de Odyssey Marine Exploration en aguas del Estrecho de Gibraltar ha saltado por primera vez las cercas de la polémica y la política, incluso los medios judiciales, para llegar al mundo académico. Dos instituciones volcadas en la defensa y conocimiento de nuestro patrimonio, tienen ya planes precisos de aunar sus esfuerzos y su gran influencia en la sociedad con el fin de instar al Gobierno a tomarse muy en serio esta «batalla».
La propuesta parte de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, y más concretamente del académico Miguel de Oriol, miembro de esta docta casa y a la vez patrono del Museo Naval. Él es quien ha prendido la mecha de una andanada de sentido común que instará próximamente al Gobierno a dotarse de los medios necesarios para que nunca más debamos abrir las puertas de nuestros mares a los cazatesoros extranjeros.
Como cabía esperar, la conducta conflictiva de Odyssey Marine Exploration, desde hace años, y el caso del tesoro de 500.000 monedas tal vez españolas, recientemente extraído del Estrecho, han sido las gotas que han colmado el vaso de la paciencia de los académicos.
En una reunión plenaria de la Academia de Bellas Artes celebrada ayer tarde, Oriol elevó a sus compañeros la propuesta de pedir al Gobierno que dote algún buque de la Armada, preferentemente un minador, de la tecnología necesaria para poner en marcha un ambicioso plan de prospección y excavación arqueológica de los miles de pecios que rodean la Península.
Sólo sobra la incuria
Los académicos debatieron ayer vivamente el asunto, sobre las bases de que España no sólo tiene un gran número de hundimientos registrados, tiene además, lo que es muy importante, los archivos de Indias y de Viso del Marqués, donde se documenta la situación del naufragio y también el inventario de cuanto llevaba a bordo. Con estas bases, según comentaron los académicos, sólo falta decir que España -su Gobierno- debería interesarse en la recuperación de pecios por sí misma, no por medio de convenios firmados con cazatesoros y empresas oportunistas. Tenemos los tesoros, los pecios, que son nuestra historia; tenemos, pues, los archivos y el conocimiento. Lo único que nos sobra, en opinión de los académicos, es la incuria en la que hemos sumergido el cuidado de este patrimonio.
Según piensan en la Academia de Bellas Artes, España no puede hurtar su responsabilidad con el patrimonio sumergido en estos momentos. Por mucho menos dinero del que se ha invertido en la America´s Cup de Vela se podría dotar de la tecnología necesaria a un buque minador de la Armada.
No es la primera vez que este empeño salta a nuestras instituciones. En 1998, siguiendo el ejemplo de Italia, que había declarado un zafarrancho arqueológico submarino, el ministerio de Cultura ya puso en marcha contactos para implicar a la Armada en la protección del patrimonio.
Italia se había visto impelida por la presencia de varios grupos de piratas arqueológicos muy destructivos y altamente eficaces, con inmensos medios tecnológicos y España pidió información al Gobierno italiano sobre la decisión y los medios necesarios.
Por una u otra razón se exploró la posibilidad de encargar la construcción de un barco a tal efecto, pero el encargo disparaba tanto el presupuesto que finalmente quedó en agua de borrajas. El plan preveía un sondeo del litoral durante tres años.
A diferencia de lo ocurrido entonces, la inversión propuesta por la Academia de Bellas Artes es menor porque parte de un buque ya existente.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.