Economía

null

Hemeroteca > 26/04/2007 > 

La UE financiará casas que se pueden reparar solas tras un terremoto

EMILI J. BLASCO CORRESPONSALLONDRES. Los muros de una casa pueden autorrepararse si se construyen con material formado por nanopartículas poliméricas, que pasan a estado líquido en el caso de ser

Actualizado 26/04/2007 - 03:31:04
EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL
LONDRES. Los muros de una casa pueden autorrepararse si se construyen con material formado por nanopartículas poliméricas, que pasan a estado líquido en el caso de ser sometidas a presión; el líquido fluye y rellena las grietas provocadas por un movimiento sísmico, y luego se endurece de nuevo solidificando toda la estructura.
Ese el proyecto lanzado por la Universidad de Leeds (Reino Unido), que prevé construir una casa de esas características en la ladera de una montaña de Grecia, con apoyo de la Unión Europea. El desarrollo de esta técnica podría permitir concluir el prototipo antes de finales de 2010, para luego completar una pequeña urbanización con sensores interconectados que aportarían más información sobre tensiones, vibraciones y otras especificidades que afectan a terrenos susceptibles de terremotos.
El proyecto Edificios Inteligentes y Seguros (ISSB en sus siglas inglesas), que será llevado a cabo por el NanoManufacturing Institute (NMI) de la Universidad de Leeds, supone una aplicación concreta de las posibilidades que ofrece la nanotecnología, un conjunto de técnicas que permiten manipular la materia a escala atómica y molecular, produciendo elementos cien mil veces más pequeños que un cabello.
La novedad de ISSB, según el profesor Terry Wilkins, director del NMI, es la utilización de polímeros (macromoléculas formadas por la unión de monómeros, moléculas más pequeñas) «en situaciones mucho más duras que nunca y a mayor escala». Wilkins vaticina que la combinación de polímeros y nanotecnología debe llevar a una óptima respuesta de las paredes de una casa a la hora de autorrepar las roturas causadas por vibraciones.
Armazones de acero
De acuerdo con un comunicado de la Universidad de Leeds, primero se fabricarán los muros de la casa con armazones de acero de carga y planchas de yeso de gran resistencia. Las paredes contarán además con sensores inalámbricos sin batería y de etiquetas de identificación por radiofrecuencia que suministrarán información relativa a vibraciones, temperatura, humedad y gases que afectan al edificio. Esos sensores deberían poder alertar a los inquilinos de la vivienda ante el menor indicio del comienzo de operaciones sísmicas.
«Si se construyen grupos de casas -añade el profesor Wilkins-, podríamos implantar una red de sensores más amplia para recabar aún más información. Después, si se derrumba la casa, contamos con aparatos de mano que nos permitirían localizar entre los escombros los sensores incorporados y, con ellos, averiguar cómo se derrumbó la casa y si hay alguien en la zona». Precisamente la Universidad de Leeds es pionera en el diseño de redes inalámbricas para entornos extremos.
Si el terremoto es de escasa potencia y únicamente provoca desperfectos, el material formado por nanopartículas poliméricas recompondría las grietas generadas, ya que al ser sometido a presión pasaría a estado líquido, rellenaría los huecos dejados por el movimiento sísmico y luego volvería a estado sólido, solucionando los problemas estructurales derivados del terremoto.
Según Wilkins, «en cuanto contemos con el diseño adecuado, podremos empezar a producir miles de litros de la nanopartícula líquida, que se agregaría a la mezcla de yeso en proporciones muy pequeñas». Ese diseño se ha encargado a la Escuela de Ingeniería Mecánica de Leeds. El proyecto Edificios Inteligentes y Seguros, en el que participan hasta 25 centros y empresas de toda Europa, cuenta con una subvención de la Unión Europea de unos 14 millones de euros, y forma parte del impulso que la UE desea dar a la investigación y desarrollo de las nanociencias y nanotecnologías.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.