Valencia

null

Hemeroteca > 26/02/2007 > 

Jornada continua: ¿Derecho o privilegio?

En los próximos días los profesores realizarán convocatorias en las tres provincias para exigir el derecho de cada centro a decidir el tipo de jornada que desean aplicar. No es un asunto nuevo, cada

Actualizado 26/02/2007 - 09:55:55
En los próximos días los profesores realizarán convocatorias en las tres provincias para exigir el derecho de cada centro a decidir el tipo de jornada que desean aplicar. No es un asunto nuevo, cada curso se reabre la polémica sobre si jornada partida o jornada continua, o lo que es lo mismo, si el horario lectivo se reparte entre mañana y tarde o se concentra sólo por la mañana, para dejar las horas de después de la comida para actividades extraescolares.
No es una cuestión ajena a la polémica, ya que lo que para algunos sindicatos es una oportunidad de conciliar la vida familiar y laboral, para los padres y los propios alumnos es una iniciativa que no se sustenta en razones pedagógicas, sino laborales y es rechazado por muchas familias al considerar que lo único que hace es agotar a los escolares, principalmente a los más pequeños.
Movilizaciones y firmas
La última iniciativa en este sentido ha venido de la mano de los sindicatos CSI-CSIF y Anpe, que han iniciado una campaña que incluye recogida de firmas y concentraciones para presionar a la Conselleria para que debata el modelo de horario lectivo. En esta línea han anunciado que presentarán al pleno del Consejo Escolar Valenciano la petición de jornada continua en Primaria y alegan que la administración lleva tres años haciendo «oídos sordos» a las reiteradas resoluciones aprobadas por la junta de personal docente no universitario de Alicante, pidiendo que se incluya la regulación de la jornada escolar en los temas de negociación.
Para el representante del CSI-CSIF en Alicante, no se trata de imponer un tipo de jornada, sino «de dejar que cada localidad o cada centro elija la que mejor se adapte a sus necesidades, «siempre bajo el principio de que ningún alumno sufra discriminación por razón económica y que la administración educativa garantice fondos suficientes para evitarlas».
Gastos extraordinarios»
Y es que uno de los problemas que se plantea con la jornada continua es lo que se hace con los alumnos por la tarde. Los partidarios de concentrar las clases por la mañana mantienen que las tardes son para actividades extraescolares, que serían voluntarias, pero que evitaría situaciones como las que se dan actualmente en las que sólo los niños a los que sus padres pueden pagarlas pueden acceder a este tipo de actividades, pero que suponen un gasto adicional para la administración al tener que contratar personal extra para impartirlas. Se trata, según reconoce el sindicato, «un fleco que todavía hay que negociar». En cualquier caso proponen alternativas que van desde que sean los propios padres los que organicen, impartan o vigilen estas actividades, a contar con otro tipo de voluntarios, aunque «naturalmente la Conselleria debería financiar parte de estos gastos extraordinarios» según coinciden en afirmar los sindicatos.
En el lado contrario de la polémica, los padres se muestran contrarios a este horario ya que mantienen que tantas clases por la mañana es demasiado intensivo para los niños más pequeños. Además, recurren a lo que ha ocurrido en otras comunidades para mostrar su rechazo, ya que al no ser las actividades extraescolares obligatorias, se permite que muchos niños, sobre todo adolescentes, no vayan a clase por la tarde «así que justo los que más interesaba que estuvieran socializados, al final están en la calle», según alertan desde Fapa Valencia.
Opciones para los padres
La jornada continua ofrece a los padres un amplio abanico de opciones. Bien pueden recoger a sus hijos al finalizar la jornada escolar diaria y comer con ellos en casa o pueden hacerlo después de haber hecho uso del comedor escolar. Si quieren apuntar a su hijo a actividades extraescolares, pueden dejarlos a comer en el colegio o recogerlos antes de comer y volverlos a llevar después.
Así, el horario quedaría de 9.00 a 14.00 horas si no quieren comedor; de 9.00 a 16.00 si los alumnos comen en el centro; y de 9.00 a 18.00 en caso de que se opte por apuntarlos a comedor y a las actividades extraescolares.
Rendimiento
Pero lo que más preocupa a los padres y a algunos profesores es el rendimiento de los menores con un horario intensivo. Algunos estudios revelan que la jornada continua no afecta al nivel académico, lo que es aceptado por quienes apoyan este calendario, mientras que otros detectan un mayor fracaso escolar. Así, estudios en Canarias, una de las pioneras en aplicar este modelo, el 84 por ciento de los profesores consultados consideraba que el rendimiento académico había mejorado y lo mismo opinaba el Consejo Escolar que valora positivamente este tipo de jornada. Por el contrario, otros estudios indican que hay entre un diez y un veinte más de fracaso escolar en los centros con horario lectivo continuo, donde se registra además, que los alumnos llevan más deberes para hacer en casa .
Así,algunos expertos destacan que si bien es cierto que en la última hora de la tarde los alumnos están más cansados, también lo es que lo están a última hora de la mañana en la jornada continua, ya que han tenido que «soportar» cinco horas de clase seguidas.
En este sentido, desde el CSI-CSIF, se reconoce que pueden darse estos casos, pero que se podrían compensar alargando un poco más los recreos, aún a costa de quitar diez minutos de horario lectivo.
Conciliar horarios
El conflicto no es superflua. El calendario escolar y la conciliación de la vida familiar y laboral es algo que preocupa, y mucho, a las familias, máxime en un momento en el que los centros han tenido que ampliar los horarios hasta doce horas al día, para permitir que los padres que trabajan puedan dejar a sus hijos en un lugar seguro, donde puedan jugar con compañeros y evitar así que se queden solos en casa.
Así, desde la Confederación laica de padres, Ceapa, se ha insistido una y otra vez a las diferentes administraciones que paralicen la expansión de la jornada continua «porque no se sustenta en razones pedagógicas, sino laborales y obliga a muchos padres a dejar solos a sus hijos»
Actualmente en España hay diversidad de horarios ya que tienen jornada continuada: Andalucía, Asturias, Baleares, Canarias, Castilla-León, Castilla-La Mancha, Extremadura, Ceuta, Melilla, Galicia, Madrid , Murcia. En estas comunidades autónomas, la jornada continuada está implantada total o parcialmente en su territorio. En cuanto a Europa, en Alemania, Dinamarca y Suecia, se oferta la jornada continua, mientras que la partida continua en Bélgica, Irlanda, Países Bajos y Reino Unido. Además, la jornada mista es ofertada en Francia o Luxemburgo, en donde se mantienen algunos días de la semana con jornada sólo de mañana y el resto con partida. En cualquier caso las experiencias europeas no son aplicables a España, ya que el horario laboral de los padres es muy diferente, según destacan los padres.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.