Cataluña

null

Hemeroteca > 25/03/2007 > 

La Universidad Autónoma pone coto a la endogamia del profesorado

«Es un plan atrevido, que ya ha provocado malestar entre nuestro actual profesorado y alguna dimisión, pero estamos convencidos de aplicarlo». Así se pronunciaba Lluís Ferrer, rector de la Universitat

Actualizado 25/03/2007 - 10:09:02
«Es un plan atrevido, que ya ha provocado malestar entre nuestro actual profesorado y alguna dimisión, pero estamos convencidos de aplicarlo». Así se pronunciaba Lluís Ferrer, rector de la Universitat Autónoma de Barcelona (UAB), al explicar el nuevo modelo de carrera académica para el profesorado que el Consejo de Gobierno de esta institución ha acordado aplicar a partir del próximo curso. Un nuevo sistema que Ferrer define como pionero en Cataluña y en España, inspirado en «el modelo anglosajón», que hasta ahora, dice, sólo se aplicaba en algunos departamentos de la suya y de otras universidades públicas y que busca acabar con la tradicional endogamia del profesorado.
Se busca atraer talento de todo el mundo para mejorar en potencial de investigación y renovar el profesorado, rejuvenecerlo al permitir que obtengan una plaza estable (de titular o agregado) en menos tiempo, unos 10 años menos que ahora, y promocionar su formación en otros centros o universidades.
Nuevos requisitos Asimismo, con este sistema se pretende atraer talento investigador de todas las partes del mundo y, en definitiva, acabar con la figura del docente que se perpetuaba en una universidad mientras tardaba años en acabar su tesis, asegurándose su supervivencia con contratos de profesor ayudante o colaborador.
En paralelo a todo estos cambios, la UAB mantendrá su proceso de jubilaciones para consumar la renovaciópn generacional de sus docentes.
Los requisitos del nuevo modelo de carrera académica para el profesorado de la UAB se aplicarán a los profesionales que se incorporen a partir del próximo curso a esta universidad, pero también a los que ya están ahora. Eso sí, precisó Ferrer, «estamos dispuestos a negociar paso a paso la transición».
Malestar No será empresa fácil ni pequeña -entre el 80y el 85% del profesorado actual de la UAB ha sido formado en la propia universidad-, y el propio rector lo admite. No sin antes esbozar una sonrisa cómplice cuando se le recuerda que instaura el nuevo modelo ahora, cuando sólo le quedan dos años para concluir su actual y segundo mandato, que es improrrogable según marcan los estatutos de la Autónoma.
El nuevo modelo de carrera académica para el profesorado de la UAB se basa en dos novedades. Por un lado, se unificarán todas las figuras que estaban en la primera fase de la carrera -becario, ayudante, colaborador...- bajo la categoría de Personal Investigador en Formación. Estos investigadores sólo podrán estar en la UAB furante un máximo de cuatro años, los que durará su beca de 20.000 euros anuales, para poder concluir su tesis. No se les eximirá de dar clase, pero su carga docente se les reducirá para que puedan cumplir «los deberes» en su plazo.
Actualmente en la UAB hay unos 600 profesionales en este primer escalafón laboral, pero por mucho que se pierdan algunos, víctimas de las nuevas normas más estrictas, se cubrirán las plazas. Lo asegura el éxito de las primeras convocatorias para cubir estas plazas que se han hecho.
Para el próximo curso se han convocado 250 becas de Personal Investigador en Formación -se han inserido anuncios en revistas internacionales-, y ya se han recibido más de mil solicitudes de todo el mundo. La mayoráid e ellos son de españoles, aunque loshay de países tan lejanos como Pakistán.
Desconectados El otro gran cambio que aporta este nuevo modelo de carrera es que se «desconecta» esta primera etapa de investigador y docente con la que da acceso, por concurso público y mediante un proceso deacreditación, a las categorías estables, con plaza propia, como la de profesor lector, asociado o, más allá, de catedrático.
Una vez terminada la tesis y antes de acceder a este escalafón, el preceptivo posdoctorados, que dura un máximo de dos años, se deberá cursar en otra universidad o en un centro de investigación ajeno a la Autónoma.
Se acaba así con la actual tendencia -no apoyada en ley, porque media un concurso público,pero convertida «de facto» en tradicional- por la que el personal docente que hacía el posdoctorado en la UAB seguía en ella como profesores lectoresu otras categorías estables. De hecho, es objetivo explícito de este nuevo modelo «reducir la contratación de personal formado exclusivamente en la UAB, potenciando la cultura de atraer talento de todo el mundo».
El nuevomodelo, admite Ferrer, añade «presión y competividad a los profesionales», aunque «se gana en capacidad docente e investigación. Eso sí, señala, es necesario que otras universidades lo asuman también para que el sacrificio en pos de una mejora de la calidad se reparta equitativamente entre todas las universidades.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.