Espectáculos

null

Hemeroteca > 24/10/2001 > 

Jesús Campos García: «Al teatro español lo que le falta es autoestima y confianza»

Presidente de la Asociación de Autores de Teatro y contumaz cultivador de la escritura teatral, amén de la dirección de escena y la escenografía, Jesús Campos García obtuvo ayer el Premio Nacional de Literatura Dramática 2001 por su pieza «Naufragar en Internet», una metáfora del ser humano de nuestros días ahogado por una montaña de información que resulta incapaz de digerir.

Actualizado 24/10/2001 - 09:03:37
Jesús Campos García en una imagen de archivo. Efe
Jesús Campos García en una imagen de archivo. Efe
Tras recibir el más importante de los galardones teatrales españoles por una obra, Jesús Campos García se mostraba naturalmente satisfecho, tanto por el hecho del premio, dotado con dos millones y medio de pesetas, como porque se hubiera otorgado a una pieza por la que se siente especialmente orgulloso y que es un reflejo de su teatro, más de reflexión que de acción. «Naufragar en Internet» es, según asegura su autor, «una metáfora visual que quiere reflejar al hombre contemporáneo. Creo que a la postre somos una suma de informaciones, una suma de todo lo que hemos sido. Y eso lo materializo en el escenario utilizando setenta y cinco kilómetros de cable convertidos en una selva aséptica al principio y progresivamente más enmarañada según el único personaje habla telefónicamente con alguien ajeno que, finalmente, podría ser él mismo. Por las negaciones de este hombre que monologa, el espectador se entera de lo que realmente ocurre en medio del marasmo de artilugios electrónicos. Sumido en su vida virtual, el personaje llega a pedir que lo amortajen en un cd-rom».
UN PLAN NACIONAL DE TEATRO
Para su sorpresa, Campos García se encontraba en la sede el Ministerio de Cultura, en una sala cercana a la utilizada por el jurado del premio, cuando le comunicaron que lo había ganado. El autor se encuentra enfrascado desde hace meses, como presidente de la AAT, en los debates de elaboración del Plan Nacional de Teatro, en los que también participan representantes de los empresarios, productores y la propia Administración.
Para Jesús Campos este Plan, laboriosamente consensuado paso a paso para que todos los sectores se sientan contenidos en él, es algo muy necesario para regular e impulsar la actividad teatral, porque, afirma, «al teatro español lo que principalmente le falta es autoestima, confianza en sí mismo. No condeno que los productores viajen a Nueva York para comprar lo que allí funciona, pero creo que además de importar debemos exportar, lo que significa que los autores españoles deben tener oportunidad de estrenar sus obras».
Presidido por el director general del Libro, Archivos y Bibliotecas, Fernando de Lanzas, el jurado del Premio Nacional de Literatura Dramática estuvo integrado por Ignacio Arellano, Mauro Armiño, Julia Barella, Josep M. Benet y Jornet, Aizpea Goenaga, Domingo Miras (ganador de la anterior edición), Gustavo Pérez Puig, Gregorio Salvador, Miguel Signes y Javier Villán; actuó como vicepresidente Luis González Martín, subdirector general de Promoción del Libro, la Lectura y las Letras Españolas. Resultaron finalistas las obras «Cuando las mujeres no podían votar», de Alberto Miralles, y «Tiresias, aunque ciego», de Santiago Martín Bermúdez.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.