Madrid

null

Hemeroteca > 24/04/2001 > 

Dolores Palacios y Federico Soriano, arquitectos: «Nuestro trabajo es una constante creación»

Actualizado 24/04/2001 - 00:39:55
Dolores Palacios y Federico Soriano han recibido el Premio para menores de 40 años de la IV Bienal de Arquitectura. Daniel G. López
Dolores Palacios y Federico Soriano han recibido el Premio para menores de 40 años de la IV Bienal de Arquitectura. Daniel G. López
«Nuestro trabajo es una constante creación. Miramos el lugar donde vamos a realizar nuestra obra y nos sugiere ideas que, después, vamos plasmando». Así definen esa mezcla de arte y técnica que es la Arquitectura, Dolores Palacios y Federico Soriano, un joven matrimonio de arquitectos —madrileño y bilbaína— que acaba de recibir el Premio Enric Miralles en la IV Bienal de Arquitectura Española de 2001 por su obra «el Palacio de Congresos y de la Música Euskalduna», de Bilbao. Los dos aman profundamente su trabajo, porque entienden que sólo así se puede disfrutar. «Hay que descubrir la pasión de cada obra y volcarte en ella. En la Arquitectura dejas tus propios pensamientos, tu propio interior», dice Federico. En esta misma idea insiste Dolores, que se siente dichosa en Madrid, «donde hay sitio para todos».
- Su vida profesional y personal han cambiado desde ese lejano 1992 en que su proyecto del Palacio Euskalduna fue elegido...
- Sí. Entonces todavía no nos habíamos casado. Ahora, tenemos tres hijos y nosotros decimos que han nacido y crecido con el Palacio.
- ¿Qué vio el jurado en su proyecto para elegirlo?
- Su originalidad, elemento imprescindible para captar el interés. No hay que olvidar, además, que, en general, los arquitectos vivimos de los concursos.
-Ustedes han logrado entroncar el Euskalduna con la historia de Bilbao de una forma sugerente...
- Sí. El palacio representa unimaginario navío oxidado y abandonado al borde de la ría, en el vacío dejado por los antiguos astilleros Euskalduna, que aloja en sus bodegas las salas destinadas a congresos conciertos o representaciones de ópera.
- ¿Cómo fueron los siete añoshasta la inauguración del Euskalduna?
- Por un lado, muy ajetreados, con constantes viajes de Madrid a Bilbao, incluso a diario. Por otro, muy enriquecedores porque nos permitieron relacionarnos con profesionales de un elevado nivel y eso contribuyó también a elevar nuestro listón.
- ¿Cómo ha influido el Premio en su carrera profesional?
- Nos ha abierto muchas puertas y nos ha enseñado a conocer mucho mejor el complicado mundo de la Arquitectura. En realidad, es un estímulo y una mayor exigencia.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.