Nacional

null

Hemeroteca > 24/02/2008 > 

José Bono: «Los votantes del PSOE y del PP tienen menos diferencias entre sí que sus dirigentes»

José Bono lleva la política en las venas. Esto del retiro no estaba hecho para él y ya sólo piensa en el 9 de marzo, día en que, previsiblemente, será elegido diputado del PSOE por Toledo. De momento

Actualizado 24/02/2008 - 12:32:09
FOTO IGNACIO GIL
FOTO IGNACIO GIL
José Bono lleva la política en las venas. Esto del retiro no estaba hecho para él y ya sólo piensa en el 9 de marzo, día en que, previsiblemente, será elegido diputado del PSOE por Toledo. De momento sigue siendo miembro del Consejo de Estado, por ser ex presidente autonómico, y allí, en un despacho frío y desangelado, con un aire de cierta provisionalidad , recibe a ABC.
-Señor Bono, le presentan en los mítines como candidato a presidente del Congreso. ¿Tan claro lo tienen usted y su partido?
-El presidente hizo el anuncio y en su intención primó más la transparencia que cualquier manifestación de prepotencia. Yo, de todos modos, he tomado la decisión de no hablar de este asunto hasta que no pasen las elecciones.
-Los nacionalistas no quieren que usted sea presidente, y ya han exigido la Presidencia del Congreso o del Senado para ellos.
-Quien gane las elecciones gobernará las instituciones. Yo no tengo amigos entre los separatistas, y no los voy a buscar para nada. Entre los nacionalistas moderados, sí los tengo, nos llevamos bien, y además conmigo tienen una ventaja en el terreno político-electoral y es que no tengo la tentación de otros compañeros de competir con ellos: nunca pelearemos por un mismo segmento ideológico-electoral.
-¿Le parece excesivo el peso de los nacionalistas en el Congreso?
-No hay que maldecir la realidad. Lo deseable es una mayoría que no precise pactos, pero hasta el momento presente todos los partidos que no han obtenido mayoría absoluta han pactado con los nacionalistas, y algunos incluso se han dejado más pelos en la gatera que otros. Recuerde aquello de «hemos sacado mas en 14 días a Aznar que a Felipe en 14 años». Dicho esto,me agradaría que los radicales separatistas no tuvieran ninguna influencia, ningún voto.
-Zapatero ha estado gobernando con el apoyo de los independentistas catalanes, que son seguramente los nacionalistas más radicales que hay en el Congreso.
-Pero fíjese qué paradoja: siendo ministro de Defensase aprobó la ley de la Defensa Nacional con el voto de Esquerra Republicana de Cataluña y con el voto en contra del Partido Popular. No porque el PPtuviera nada en contra de la ley, sino porque no quería ayudar ni en temas de Defensa Nacional.
-¿Usted comparte lo dicho por Zapatero de que la nación es un concepto discutido y discutible?
-Siempre entendí lo que el presidente decía, porque le conozco: Españaes una nación que no hay que poner en cuestión. No pienso pedir permiso ni perdón por querer a mi patria, por aspirar a ser patriota. No soy apátrida, tengo patria, y estoy orgulloso de ella. Lo que ocurre es hay separatistas, que alejados de cualquier planteamiento solidario, quieren comer aparte porque quieren comer más. Les guía la avaricia y la insolidaridad.
-Su partido ha aprobado un Estatuto de Cataluña, que está en el Constitucional, y que introduce un elemento que va en la dirección de que hay españoles de varias clases. Eso ha dado paso a una carrera de emulación que me gustaría que nos contase cómo se puede arreglar ahora.
-Todos los derechos de los españoles emanan de la Constitución, y no hay que buscar el Santo Grial de ninguna soberanía preconstitucional para justificar privilegios o tratos desiguales. Me parece muy peligroso que las balanzas fiscales se exhiban para afirmar que pagar más impuestos genera más derechos. No puedo estar más en contra de esta conclusión, porque niega toda la estructura ideológica del socialismo. Pero, además, me parecería ridículo que mañana un ciudadano se presentara en un hospital exigiendo mejores prestaciones sanitarias que otro y que exhibiera su declaración de la renta como justificación de que paga más impuestos. Pensaríamos que está para ir al manicomio, no para ir al hospital.
-Pero insisto: en esta legislatura que empieza, ¿habría que hacer algo para corregir esa desenfrenada carrera de las Comunidades Autónomas?
-Hay que preservar la igualdad de los españoles por encima de cualquier consideración. En caso de conflicto, debe prevalecer el derecho a la igualdad de los españoles sobre la autonomía de los territorios.
-¿Hasta dónde puede llegar aún el Estado de las Autonomías?
-En España, no cabe más autonomía que la que cabe y se precisa en la Constitución. Y contradecir este principio es muy peligroso, porque una sociedad no puede construirse a puntapiés contra la Constitución.
-¿Usted habría votado a favor del Estatuto de Autonomía de Cataluña si hubiera sido diputado?
-Yo no era diputado y por tanto no formé criterio concreto de lo que hubiese hecho en caso de serlo. Además, dice Baltasar Gracián que es prudente resolver los problemas que llegan a tu casa, pero que es muy imprudente salir a la calle. o al ABC, buscándose uno problemas.
-¿No se siente incómodo en su partido hoy en día? Porque le escucho y lo que dice poco tiene que ver con la línea oficial defendida por Zapatero.
-Estoy muy bien en el PSOE, aunque no todos pensamos milimétricamente igual. Prefiero latolerancia que me hace hablar con ustedes libremente,al radicalismo que ha expulsado de las listas del PP a Gallardón y, por ejemplo, ha incluido al rancio candidato de Albacete que insulta a los homosexuales.
-En Albacete ustedes también tienen un «crack», el alcalde de Hellín, con cinco causas judiciales pendientes.
-El alcalde de Hellín es un tipo excepcional. Es un hombre honrado, al que la derecha no soporta que les haya zumbado electoralmente.
-Y las causas pendientes con la Justicia, ¿no sirven para nada a la hora de ser candidato?
-Las denuncias contra el alcalde de Hellín no tienen fundamento.
-Muchos piensan al escucharle que usted podría estar en el PP perfectamente. ¿Qué le hace no estar en el PP y sí en el PSOE?
-Aspiro a ser solidario y a ser moderado, y yo en el PP no tendría cabida ninguna porque allí lo que se estila es la intransigencia y, en definitiva, el mal talante. Que se lo pregunten a Gallardón. En un partido así, yo no estaba ni un minuto.
-¿Le haría ascos a un determinado acuerdo para una reforma constitucional que estableciese definitivamente las competencias del Estado y una reforma electoral que amplíe en 50 diputados el Congreso en un colegio nacional?
-Soy partidario de modificar la legislación electoral para conseguir dos objetivos: que los diputados estén más cerca de quienes les eligen que de quienes les incluyen en las candidaturas; y conseguir que los intereses locales de cada candidato no impidieran la defensa de los intereses generales de la nación.
-¿Ve necesario un acercamiento del PP y el PSOE la próxima legislatura?
-El PSOE y el PP tienen que entenderse en muchas cosas. Lo que une a los españoles, en todos los ámbitos y también en el político, es mucho más que lo que les separa. Los votantes del PSOE y del PP que no estén inoculados de veneno, tienen menos diferencias que las que afloran en los dirigentes más extremistas. Y esto es algo que lamentablemente aleja a los ciudadanos de la política. Los dirigentes políticos tenemos que parecernos más a nuestro país. Mi opinión particular es que el PP ha sido muy culpable, básicamente porque no aceptó perder las elecciones de 2004.
-Señor Bono, no le veo con demasiada tensión ni con el dramatismo que pide Zapatero. No le está haciendo usted caso al presidente del Gobierno.
-Sí, estoy siguiéndole al pie de la letra. ¿Sabe la instrucciónque he recibido? Que sonría cada vez que alguien quiera, sacando de contexto las declaraciones del presidente, hablar de tensión.
-¿Ha leído el manual de campaña que el PSOE ha repartido entre sus candidatos?
-Yo leo todo lo que puedo, sí, sí.
-¿Y no le parece injusto situar al PP en la extrema derecha, como hace su partido continuamente?
-Nosotros tenemos a nuestra izquierda al Partido Comunista, a Izquierda Unida y a otros grupos políticos con representación parlamentara, pero el Partido Popular no tiene nadie a su derecha; es decir, la extrema derecha que vota solo vota PP. ¿No?
-Tanto identificar al Partido Popular con la extrema derecha y luego pasa lo que pasa, y se producen intentos de agresión a María San Gil, a Dolors Nadal... ¿No se sienten en parte responsables por azuzar a esos nazis que intentan atacar a los políticos del PP?
-No, en absoluto. Decir que la actuación de esos energúmenos es provocada por el Partido Socialista es una infamia.
-El señor Mena ha denunciado un «malestar» dentro de las Fuerzas Armadas. ¿Usted notó ese malestar siendo ministro?
-Mena no representa a los Ejércitos. Es el primer teniente general, desde la Guerra Civil, arrestado y su arresto ha sido bendecido por el Tribunal Supremo. Mena es un valiente algo disminuido: cuando le faltaban escasas semanas para pasar a la reserva decidió decir lo que pensaba sobre el Estatuto de Cataluña, y hace unos días, acompañado de su abogado, y asegurando que no le podía hacer nada por hablar, ¡valiente general!, cuando faltan 15 días para las elecciones, decidió apoyar al PP. Pero su desdicha es que ni siquiera en el PP se atreven a defenderlo,diciendo ahora lo que de él afirmaron cuando le arresté; entonces le calificaron de «gesto admirable». ¡Vaya personal que apoya al Partido Popular!
-Mañana se celebra el debate entre Rajoy y Zapatero. ¿Algún consejo a Zapatero?
-Que actúe con naturalidad y, naturalmente emergerá la imagen de un líder que es Zapatero, que se ganó su liderazgo, frente a uno colocado por Aznar. A los líderes no se les hace a dedo ni por las noches. Ni Felipe hizo líder a Almunia ni Aznar hizo líder a Rajoy. Nosotros ya nos enteramos en el año 2000 y el PP se va a enterar el 9 de marzo.
-¿Qué le parece el piso de Bermejo y esa reforma que le ha costado 250.000 euros?
-Se me ocurre comoatenuante que el pisono es suyo, que es del Estado, y por tanto el gasto, acertado o desacertado, no va en provecho propio. Un ministro, al fin y al cabo, es un temporero.
-José Blanco sugirió hace unos días que a partir del 9 de marzo quizás se revisaran los acuerdos con la Santa Sede. ¿Usted cree que ha llegado el momento de revisar esos acuerdos después de 35 años?
-Yo creo que no. Y lo cree el presidente del Gobierno. Y no por miedo a un cardenal o a un obispo, sino por respeto a millones de cristianos que se entregan todos los días a los pobres, a los ancianos, a los enfermos y ese trabajo de la Iglesia es el que nos inspira respeto, más que un documento episcopal.
-Hay pocos acuerdos semejantes en el mundo: un concordato con Portugal, y algo parecido con la República Dominicana y Perú.
-No hay ningún país en el planeta que trate a la Iglesia católica tan bien como la trata España, en materia presupuestaria, educativa, fiscal, en atención religiosa a las Fuerzas Armadas... y yo creo que hay que seguir haciéndolo. Lo más solidario del planeta tiene el sello cristiano de los que trabajan por los más desheredados.
«Me agradaría que los radicales separatistas no tuvieran ninguna influencia, ningún voto»
AUTONOMÍAS
«Me parece muy peligroso que las balanzas fiscales se exhiban para afirmar que pagar más impuestos genera más derechos»
TENIENTE GENERAL MENA
«No representa a los Ejércitos. Es un valiente algo disminuido»
DEBATE EN TELEVISIÓN
«Emergerá la imagen de un líder, que es Zapatero, frente a uno colocado por Aznar»
José Bono, en el Consejo de Estado, en la entrevista con ABC
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.