Internacional

null

Hemeroteca > 23/03/2008 > 

Pekín teme que la revuelta tibetana se extienda a Xinjiang

EPAUn monje sostiene una foto del Dalai Lama en LondresP. M. DÍEZTAIPEI. Mientras el Ejército chino continúa aplastando la revuelta tibetana con detenciones masivas y cerrando a cal y canto una región

Actualizado 23/03/2008 - 02:48:56
EPA
Un monje sostiene una foto del Dalai Lama en Londres
P. M. DÍEZ
TAIPEI. Mientras el Ejército chino continúa aplastando la revuelta tibetana con detenciones masivas y cerrando a cal y canto una región que tiene el doble de superficie que España, el régimen comunista empieza a temer que la mecha del separatismo se extienda por otras zonas sensibles como Xinjiang.
En esta vasta y remota región del oeste del país, fronteriza con las antiguas repúblicas soviéticas de Asia Central y de mayoría musulmana, el movimiento independentista de la etnia uigur ha sido tachado de terrorista por Pekín. Así, los medios oficiales han advertido de que «no importa si es la independencia del Tíbet, Xinjiang o Taiwán, el objetivo de los separatistas es crear el caos y dividir a la madre patria».
«Oportunidad de oro»
Además, la página web de noticias de Xinjiang (www.tianshannet.com) alertaba de que «los Juegos Olímpicos han llevado a los secesionistas de dentro y fuera a pensar que tienen una oportunidad de oro».
Los ataques del régimen continuaron en el periódico oficial del Partido Comunista, el «Diario del Pueblo», que instó a «ver a través de las malvadas intenciones de las fuerzas separatistas, enarbolar la bandera de la estabilidad social y aplastar con decisión la conspiración por la independencia del Tíbet».
Los últimos días, los medios estatales chinos, como la televisión CCTV o la agencia de noticias Xinhua, están difundiendo numerosas imágenes de tibetanos atacando a miembros de la etnia Han, la mayoritaria en el país, y cometiendo actos vandálicos durante la revuelta del 14 de marzo en Lhasa.
También, se han publicado las fotos de los 21 activistas más buscados y el Gobierno ha pedido la colaboración ciudadana para atraparlos e impedir que los periodistas extranjeros lleguen a las zonas donde se han registrado disturbios.
Al tiempo, el Gobierno chino ha elevado la cifra oficial de muertos a 19 personas, entre ellas un policía, y la de heridos a 623 víctimas, con 241 agentes y 382 civiles. En cuanto a los detenidos, el régimen asegura haber capturado a 24 participantes en los disturbios, mientras que otros 183 se han entregado.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.