Internacional

null

Hemeroteca > 23/02/2009 > 

La mayor reserva de litio del planeta, prioridad para el Gobierno de Morales

Uyuni, un desolado poblado de Bolivia ubicado en la provincia de Potosí, la más pobre del país, concentra las miradas de los principales fabricantes de automóviles del futuro. Aquí se encuentra la

Actualizado 23/02/2009 - 11:05:00
Uyuni, un desolado poblado de Bolivia ubicado en la provincia de Potosí, la más pobre del país, concentra las miradas de los principales fabricantes de automóviles del futuro. Aquí se encuentra la mayor reserva mundial de litio, un metal alcalino fundamental para el funcionamiento de los motores eléctricos.
Las baterías de litio se han convertido en el arma principal para reemplazar a los contaminantes combustibles fósiles y el Salar de Uyuni concentra la mitad de la reserva mundial de ese mineral. El crecimiento acelerado en el uso del ion-litio ha provocado que una tonelada de litio suba su precio, desde los 350 dólares que costaba en 2003 hasta los 3.000 dólares en 2009. Todo esto ha provocado que el gobierno de Evo Morales declare prioridad nacional su explotación.
Fabricantes de coches como Mitsubishi, Nissan, Ford y BMW impulsan proyectos para producir coches que usen baterías de iones de litio. La estadounidense General Motors anunció para 2010 el lanzamiento de su modelo Volt, un híbrido que funciona con batería de litio y un motor a gasolina.
Para las transnacionales y gobiernos interesados en reducir su dependencia petrolera, Bolivia representa una esperanza, aunque por el momento llena de riesgos debido al nivel de inseguridad jurídica que ha provocado la vigencia de un nuevo texto constitucional. Pese a ello, hasta la fecha cuatro empresas interesadas en explotar esta reserva han tomado contacto con el gobierno de Morales: las japonesas Mitsubishi y Sumimoto, el industrial francés Vincent Bolloré y la surcoreana LG Chem Ltd., que fabricará las baterías de ión-litio para la General Motors.
El Gobierno también está interesado en esta explotación, aunque a condición de que el litio se exporte industrializado. Para ello comenzó la instalación de una planta piloto junto al Salar de Uyuni, que producirá carbonato de litio a partir de abril de 2010. «El Gobierno condicionó la explotación de litio a que de forma paralela a esta actividad desarrolle la industrialización del mineral en el país y no se lo venda como simple materia prima», explicó el director general del Ministerio de Minería, Freddy Beltrán.
No obstante, los objetivos del Gobierno van incluso más allá. Según el ministro de Minería, Luis Alberto Echazú, el presidente Morales está interesado en crear una industria de automóviles que funcionen con baterías de litio.
El 1 de abril de 2008, Morales emitió el decreto supremo 29496, por el cual el Gobierno declara de «prioridad nacional el proceso de explotación e industrialización del litio del Salar de Uyuni».
Jerome Clayton Glenn, director del Proyecto Milennum de la Organización de Naciones Unidas, quien llegó a Bolivia para participar en el foro Cambio Climático y Crisis Alimentaria, aseguró que este país «en el futuro se podría convertir en un proveedor del combustible del transporte del planeta». Según Glenn, «Bolivia puede ser la Arabia Saudí del litio para baterías eléctricas», criterio que es compartido por muchos en el país, entre ellos el ex ministro de Hidrocarburos, Alvaro Ríos.
Industria en cadena
«Si Bolivia planteara bien sus objetivos, sería posible desarrollar una industria en cadena, que permita generar la cadena de valor hasta llegar a diseñar y fabricar las baterías de vehículos, móviles, etc., en suelo boliviano», opinó Ríos.
El 16 de febrero Evo Morales visitó Rusia, donde según información oficial buscó captar inversiones para crear una industria de acumuladores de litio en Bolivia. Un día después estuvo en Francia, donde se reunió con Bolloré, que encabeza una industria que provee baterías de este metal.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.