Internacional

null

Hemeroteca > 22/10/2008 > 

Temor entre la población argentina por la nacionalización del sistema de pensiones

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, presentó hoy el proyecto de ley del gobierno para eliminar el régimen de jubilación privada de las administradoras de fondos de jubilaciones

Actualizado 22/10/2008 - 01:56:29
La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, presentó hoy el proyecto de ley del gobierno para eliminar el régimen de jubilación privada de las administradoras de fondos de jubilaciones y pensiones (AFJP) y unificar la seguridad social en un único rÙgimen previsional público."Venimos a dar nacimiento al sistema previsional argentino, un sistema de reparto, de base solidaria y de administración estatal" denominado Sistema Previsional Argentino, anunció el titular de la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES), Amado Boudou.
El proyecto gubernamental da "por terminado el experimento fracasado del régimen de capitalización en Argentina", aseguró Boudou en el acto realizado en una enorme tienda armada en la sede de la ANSES en Buenos Aires para albergar a los cientos de invitados, entre ellos gobernadores, funcionarios, sindicalistas, jubilados y trabajadores.
El nuevo sistema reconocerá los aportes realizados por los trabajadores al sistema privado y se hará cargo de las jubilaciones que pagan actualmente las AFJP. Boudou aseguró que "el único objetivo es rescatar a los futuros jubilados de la incertidumbre y a los que ya tienen una jubilación del régimen de capitalización".
La presidenta defendió la iniciativa, al afirmar que "sostener el trabajo, las jubilaciones y las pensiones es sostener la economía. La Constitución dice que debemos garantizar las jubilaciones"."Estamos adoptando esta decisión en un contexto internacional donde los principales Estados del G-8 y del no G-8 están adoptando una política de protección hacia bancos, en este caso nosotros hacia nuestros jubilados y nuestros trabajadores", destacó Fernández de Kirchner.
El proyecto fue enviado al Congreso para su aprobación, donde la oposición ya anticipó que presentará debate. Por eso, Fernández de Kirchner instó a los legisladores a "repensar qué modelo y qué país les planteamos a las futuras generaciones". "Sé que van a haber muchas presiones" porque hay mucho dinero en juego, anticipó. Los analistas advirtieron además que podría haber una ola de juicios contra el Estado.
La Bolsa de Comercio de Buenos Aires se derrumbó casi un once por ciento en una primera reacción de los mercados a la iniciativa.La estatización del sistema privado de capitalización, vigente desde hace 14 años, le permitirá al gobierno recaudar los aportes de los cerca de 3, 6 millones de trabajadores afiliados a las AFJP por unos 15. 000 millones de pesos (unos 4. 630 millones de dólares) anuales.
El Estado manejará asimismo los fondos acumulados estos años por los afiliados en sus cuentas y que fueron invertidos por las AFJP, una capitalización estimada en cerca de 97. 000 millones de pesos (casi 30. 000 millones de dólares).Las administradoras pagan en estos momentos unas 450. 000 jubilaciones, aunque gran parte de los fondos para estos retiros son aportados por el Estado, unos 4. 000 millones de pesos, debido a que los trabajadores hicieron gran parte de sus aportes previsionales al fisco ya que antes de 1994 no existía el sistema privado.La nueva medida fue adoptada ante la fuerte caída de la rentabilidad de las administradoras en los últimos meses, que se agravó en septiembre en el marco de la crisis financiera internacional y arrojó un resultado negativo de 2, 25 por ciento.
Según los especialistas, con la actual reducción de la rentabilidad que registraron las AFJP, el haber previsional público sería superior al del régimen privado, por lo cual los futuros jubilados se verían favorecidos con el cambio, aunque los resultados podrían variar según los comportamientos del mercado financiero.
El proyecto le asegura asimismo al Estado la inyección de grandes sumas de dinero a través de la recaudación de los aportes previsionales que antes iban a las entidades privadas, que incrementarán el superávit fiscal primario, además de la capitalización ahorrada en los últimos 14 años.
El gobierno ya apela a la recaudación del sistema de previsión social para financiar sus compromisos de deuda, al tomar esos fondos a cambio de Letras (bonos). Actualmente, la ANSES tiene colocados 6. 350 millones de pesos en Letras de la Tesorería.
En tanto, una parte importante de los activos de las AFJP fue invertida en bonos del Estado argentino, por lo cual de aprobarse el proyecto de ley el gobierno se evitará la cancelación de los mismos."Creo que los partidos populares y democráticos, aquellos que creemos en el Estado, aquellos que hemos dado muestras concretas del rol que tiene que cumplir el Estado vamos a acordar que estamos ante un verdadero cambio estructural y de defensa de nuestros jubilados y pensionados", argumentó la presidenta argentina.
Renovó asimismo su apoyo a la intervención del Estado en la economía, más en el marco de una crisis internacional. "Estamos ante un final de época a nivel mundial y esto que estamos haciendo hoy aquí es una decisión estratégica", aseguró. "Allí están los Estados para hacerse cargo de políticas que pueden ser calificadas de erróneas pero que yo me atrevo a calificarlas de políticas de saqueo", señaló.
Sectores de la oposición cuestionaron el proyecto oficial. La líder de la opositora Coalición Cívica, Elisa Carrió, denunció que el objetivo del gobierno al anular las jubilaciones privadas "no es mejorar el sistema jubilatorio", sino "saquear los fondos de los jubilados" a fin de "pagar deuda o hacer caja para las elecciones del año que viene".
"Una cosa es ir a una reforma previsional seria, con sistema único, y otra cosa es usar esa excusa para apoderarse de los fondos", afirmó, y advirtió: "El problema será a fin del año que viene cuando no habrá caja, ni ANSES, ni AFJP para sustentar el sistema previsional".En tanto, el defensor del Pueblo de la nación, Eduardo Mondino, se mostró de acuerdo con ir hacia un sistema de jubilaciones público, pero advirtió que "transferir esos fondos a la ANSES es como poner un zorro adentro de un gallinero".
"La transferencia tiene que ser por consenso, con la participación de todos los ciudadanos que aportaron durante años. El Congreso debería establecer un mecanismo de control para fiscalizar y limitar el uso y el destino de esos fondos", indicó Mondino. Para evitar suspicacias y las versiones acerca de que el dinero previsional sería destinado al pago de la deuda pública y otros fines no identificados, el titular de la ANSES anunció que se creará una comisión parlamentaria bicameral para supervisar la administración de los fondos previsionales.
En tanto, la Justicia dispuso que las AFJP no realicen operaciones con sus activos durante siete días, ante denuncias sobre supuesta administración fraudulenta por la liquidación el lunes de bonos del Estado al conocerse la eliminación del sistema privado.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.