Sociedad

Hemeroteca > 22/03/2003 > 

El espolón calcáneo puede ser síntoma de una enfermedad reumática seria

Se trata de una calcificación de la inserción de las partes blandas (músculos y fascia plantar) en el hueso del talón, el calcáneo, y un síntoma de que algo no funciona

Actualizado 22/03/2003 - 05:00:05
MADRID. El talón, después de los metatarsianos, es la principal fuente de dolores en el pie, dolores que reciben el nombre de talalgias. En ocasiones, al explorar esas talalgias se descubre una calcificación que sobresale del calcáneo. Se denomina espolón calcáneo y comenta sus características y tratamiento el doctor Mariano Núñez-Samper, jefe del Servicio de Traumatología y Cirugía Ortopédica de la Clínica Virgen del Mar, de Madrid, y presidente de la Sociedad Española de Medicina y Cirugía del Pie.
-¿En qué consiste el espolón calcáneo?
-Lo primero que hay que decir es que no es una enfermedad, sino la expresión de un mal que hay que descubrir. Es un hallazgo radiográfico que puede aparecer en las talalgias, de las que hay que averiguar la causa. Se trata de una calcificación de la inserción de las partes blandas (músculos y fascia plantar) en el hueso del talón, el calcáneo. Implica al sistema aquíleo-calcáneo-plantar, todo un sistema funcional con los siguientes actores: el músculo gemelo, por medio del tendón de Aquiles, se inserta en el hueso calcáneo, del que surgen, a su vez, otros músculos y laaponeurosis o fascia plantar, una especie de «cuerda de arco» que va desde el calcáneo hasta los dedos y da tensión a la bóveda del pie. Este sistema funcional entra en juego al caminar, saltar o correr. Puede formarse también en la parte superior (junto al tendón de Aquiles), pero no es tan habitual.
-Si es más bien unsíntoma, ¿qué puede revelar?
-Puede tratarse de alguna enfermedad reumática seria (con mucha frecuencia, de una artritis reumatoide, una espondilitis, una artritis psoriásica...), de gota; de pie cavo o, todo lo contrario, de pie plano; puede ser consecuencia de pisar mal (trastorno del apoyo)... incluso puede deberse a una diabetes. Pero, sobre todo, muchas enfermedades reumáticas severas debutan por una talalgia.
-¿Por qué resulta tan doloroso?
-Contra la creencia generalizada, el espolón calcáneo en sí no duele. En realidad, lo que duele son las partes blandas que hay alrededor del espolón y que se inflaman: la bolsa serosa que hay bajo el talón (bursitis), la fascia plantar (fascitis plantar) o los músculos que lo rodean (entesitis); o, si es un espolón posterior, el tendón de Aquiles (tendinitis).
-¿Cómo se aborda?
-El crecimiento del espolón calcáneo es muy lento, de manera que cuando lo descubrimos en un paciente que acude a consulta por una talalgia lleva ya varios años desarrollándose. En tal caso , lo primero que hay que hacer es confirmar qué es lo que duele y por qué, porque puede tratarse de un simple problema de ácido úrico que se alivia con un tratamiento, sin necesidad de quitar el espolón. Operar al descubrir el espolón es un craso error.
-¿Cuándo hay que quitarlo?
-Cuando fracasan todos los tratamientos posibles en el caso: rehabilitación, fisioterapia, plantillas, tratamientos ortopédicos, infiltraciones, antiinflamatorios no esteroideos (AINEs), onda corta, láser...
-¿En qué consiste la operación?
-Si es una fascitis, en cortar la fascia;
si es una entesitis, en cortar el músculo. De paso, quitamos el espolón porque sabemos que el paciente se va a sentir más a gusto sino lo ve en la radiografía. Hay dos técnicas para operar: cirugía abierta y cirugía percutánea. Esta última se ayuda con un fluoroscopio y consiste en cortar la aponeurosis o fascia con un minibisturí y en fresar el espolón.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.