Nacional

null

Hemeroteca > 22/01/2009 > 

Una enfermera falsificaba historiales oncológicos para trabajar menos

V. BECERRIL CORRESPONSALROMA. Una enfermera italiana se encuentra bajo arresto domiciliario acusada de haber falsificado los resultados oncológicos de sus pacientes. Susana Fiorini de 49 años, es el

Actualizado 22/01/2009 - 02:50:28
V. BECERRIL CORRESPONSAL
ROMA. Una enfermera italiana se encuentra bajo arresto domiciliario acusada de haber falsificado los resultados oncológicos de sus pacientes. Susana Fiorini de 49 años, es el nombre de esta enfermera que para evitar que se le acumulara el trabajo, fotocopiaba los resultados de pacientes sanos, y se los enviaba a personas enfermas.
La operación la realizaba desde hace al menos dos años, por lo que los investigadores temen que sean más de 400 las personas que se hayan visto afectadas por la «vagancia» de esta mujer que intercambiando los resultados conseguía que los pacientes no llamaran para realizar más pruebas, aligerando el volumen de trabajo.
Según los primeros datos los casos de tumor diagnosticados con retraso son más de los 18 ya descubiertos, por este motivo la fiscalía ha establecido que un médico realice un control de las 33 citologías vaginales, y 368 test de cólon y recto manipulados.
La acusación que por ahora pesa sobre la enfermera es de lesión personal agravada, y falsedad de material realizado por un funcionario público. La duda de la fiscalía es si Fiorini trabajaba sola o tenía algún cómplice, aunque según las primeras investigaciones la enfermera se ocupaba de todas las fases del engaño. Los primeros documentos falsificados se remontan a 2006, precisamente en el momento en el que la enfermera empezó a trabajar en el centro de recogida de exámenes oncológicos de Livorno.
Las primeras dudas aparecen cuando se comprueba que el código numérico de la enfermera aparecía en las fichas de los pacientes con resultados erróneos. Atando cabos, fue fácil comprobar cómo durante el periodo de vacaciones de la enfermera no había ningún error en los resultados médicos enviados a los pacientes.
Asimismo en el vehículo de la enfermera se encontró un recetario que pertenecía a un médico del mismo centro hospitalario, y en un cajón cerrado con llave había una fotocopia con tanto del fotomontaje utilizado por la enfermera para falsificar los resultados médicos. «Hace meses empezamos a contactar con todos los pacientes víctimas del intercambio de resultados, verificando su estado de salud, y procediendo a realizar los exámenes clínicos necesarios», aseguró ayer el director sanitario del centro, Danilo Zuccherelli.
POLÉMICA
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.