Toledo

Hemeroteca > 20/10/2009 > 

Bañarse en el río Tajo

Afirma el presidente de la Confederación Hidrográfica del Tajo, José María Macías, durante su visita a las obras de la Vía Verde en las márgenes del río Tajo a su paso por Toledo, que las aguas del

Actualizado 20/10/2009 - 02:46:02
Afirma el presidente de la Confederación Hidrográfica del Tajo, José María Macías, durante su visita a las obras de la Vía Verde en las márgenes del río Tajo a su paso por Toledo, que las aguas del río serán «aptas para el baño» allá por el año 2015. Y un servidor se alegra de tan optimista apreciación, pero también uno está convencido de que deberá transcurrir mucho más tiempo, una vez depuradas las aguas que vienen de Madrid, para que el río pueda encontrar la tranquilidad suficiente para que sus fondos cargados de lodos malolientes desaparezcan, y se transformen en reservas oxigenadas para lograr la pureza de unas aguas deterioradas durante demasiados años.
La madre Naturaleza, aunque generosa, suele necesitar de su tiempo para lo que fue arrasado y esquilmado pueda encontrar el esplendor y la belleza anterior, y por ello las aguas del río Tajo, para que bajen adecuadas para el baño por el cauce toledano, precisan de un mimo especial, de un trabajo depurador constante y de una recuperación en la que es imprescindible la llegada de aguas limpias de los embalses de Entrepeñas y Buendía, que ahora mismo y desde no se sabe cuanto, se remiten para los frutales murcianos que es, al parecer, lo que más interesa.
Luego, se agradece la optimista versión del señor Macías y su intención en la mejora de la calidad del agua del río Tajo, pero también hay que convencer a los más incrédulos de que los logros en estas cuestiones llevarán un tiempo dilatado que, por supuesto, rebasará el año 2015 sobradamente. Los atentados y los descuidos contra nuestros ríos se pagan caros y además no se solucionan en un corto plazo de tiempo.
Y Caja Rural de Toledo continua su trayectoria exitosa en el difícil mercado económico y en tiempos de crisis que obligan a saber muy bien lo que uno se trae entre manos para procurar no cometer fallos dignos de mención.
Su ratio de morosidad, 2,06%, está muy por debajo de la media nacional y por ello refleja una excelente calidad de la cartera crediticia.
En opinión de su director general, Rafael Martín Molero, se han obtenido 18,4 millones de beneficios al 30 de septiembre, merced a una plantilla preparada y estimulada, la prudencia en la gestión, el control férreo de la morosidad y la confianza demostrada por sus clientes.
Todo un postulado de un gran ejercicio que prestigia la personalidad de Caja Rural de Toledo. Felicidades por el trabajo bien hecho.
ALFILERITOS
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Comentarios:
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.