Gente

Hemeroteca > 20/06/2007 > 

Antonio Burgos: «Rocío Jurado cuidó al padre de Pedro Carrasco en su casa hasta que murió»

Roció Jurado «no solamente cuidó del padre de Pedro Carrasco, sino que cuando ya se habían separado, Pedro se fue de la casa de La Moraleja, pero su padre no. Allí permaneció, cuidado por Rocío hasta

Actualizado 20/06/2007 - 14:31:56
Antonio Burgos. ABC
Antonio Burgos. ABC
Rocío Jurado «no solamente cuidó del padre de Pedro Carrasco, sino que cuando ya se habían separado, Pedro se fue de la casa de La Moraleja, pero su padre no. Allí permaneció, cuidado por Rocío hasta sus últimos días». Así lo ha contado esta mañana Antonio Burgos en el chat de ABC.es
Antonio Burgos, escritor y colaborador de ABC, ha conversado con los lectores sobre su último libro, «Rocío, ay mi Rocío», en el que recoge sus recuerdos y vivencias con la artista, en un emotivo homenaje a su amiga.
El escritor ha explicado en el chat que su obra «es un largo recuerdo novelado. De lo que se entiende por "biografía autorizada" no tiene nada. Es más: la familia no sabía que estaba escribiendo el libro. Supo de su existencia cuando les envié el ejemplar ya impreso a José Ortega Cano, a Gloria Mohedano, a Amador...» y que recuerda a la artista «llena de vida, en un escenario, llenando de voz y de armonía una noche andaluza en el Teatro Pemán de Cádiz, donde paraba hasta el Levante...».
Sobre el tratamiento que está dando la prensa rosa a Roció Jurado tras su muerte, Burgos ha respondido que «lo que pasa es que Rocío Jurado tenía un Latifundio de Fama, que nutría a familias enteras. Con decirle que hizo famosa a una simple peluquera cuyo mérito fue casarse con su primer marido...».
Ortega Cano y Rocío «se querían como dos adolescentes», aunque ahora al torero «lo veo en soledad, echando siempre de menos a Rocío. No es lo mismo vivir con una gran señora de esa categoría al lado que tener que pasar la vida solo. Rocío era mucho para José Ortega».
Rocío «estaba convencida de que se iba a poner bien. Tenía una gran esperanza en Dios, una gran fuerza por seguir viviendo... Nunca se quejó de su enfermedad, y siempre siguió haciendo planes de futuro. Este libro mismo que ahora le he dedicado, era un gran proyecto de futuro del que estaba convencida que lo podríamos hacer juntos pronto. Por eso lo he escrito, como un homenaje a su esperanza en la vida. A su "protestación de fe en la vida".». Incluso su familia le ocultó el fallecimiento de Rocío Dúrcal, también por cáncer. «Le ocultaron la noticia de su muerte, diciéndole en la clínica Montepríncipe que la televisión del cuarto estaba rota. Fui testigo.»
¿Crees que Rocío fue feliz?, preguntaba otro lector. «Sí que lo fue. Inmensamente feliz. Y más que nunca era feliz cuando subía a un escenario y se llevaba...siete mil horas cantando.»
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.