Cultura

ÚLTIMA HORA
El atleta Pistorius, condenado a cinco años de prisión por matar a su novia

Hemeroteca > 20/02/2003 > 

Una «caja» de acero perforado de 32 metros de altura cubrirá el nuevo IVAM

El proyecto de Kazuyo Sejima y Ryue Nishizawa costará 45 millones de euros, dobla casi el espacio para exhibición y almacenaje y estará concluido en 2006

Actualizado 20/02/2003 - 00:30:16
Los arquitectos responsables del proyecto junto a una maqueta del nuevo IVAM MIKEL PONCE
Los arquitectos responsables del proyecto junto a una maqueta del nuevo IVAM MIKEL PONCE
VALENCIA. Más de un año han estado cotejando proyectos y discutiendo planos el Consejo Rector del Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) y el equipo «Sanaa», desde que en mayo de 2001 los arquitectos japoneses Kazayo Sejima y Ryue Nishizawa asumieran la remodelación del museo.
El resultado de este trabajo se plasmó en un total de nueve bocetos hasta que, finalmente, dieron con la fórmula para satisfacer las necesidades de ampliación del IVAM respetando el edificio original e integrando el conjunto arquitectónico en su entorno natural, la ciudad antigua de Valencia, junto a lo que fuera el viejo cauce del Turia.
El resultado es una obra de remodelación que amplía las instalaciones del IVAM de 18.000 a 31.000 metros cuadrados, dobla la capacidad de sus almacenes, aumenta e integra los espacios públicos en el museo, y crea espacios para talleres didácticos y representaciones. También ahonda un segundo sótano, gana un montacargas y eleva una cuarta planta para uso de terraza y restaurante. En total, 45 millones de euros de presupuesto (9.000 millones de pesetas) y un conjunto de actuaciones que comenzarán a ejecutarse en el último trimestre de 2004 para culminar en 2006.
La ampliación aprobada casi dobla su presupuesto primero -hace un año se barajaba una coste de poco más de 30 millones de euros-, por más que la ampliación del IVAM tenga una coste de 2.477 euros por metro, muy inferior al de otros espacios museísticos principales, como el Guggenheim de Bilbao (3.464 euros por metro cuadrado), el Reina Sofía (2.650), el Prado (3.000) o el Museo Arqueológico (4.900).
«Una quesera gigante»
La polémica está servida porque la solución de Kazuyo Sejima y Ryue Nishzawa renueva el panorama arquitectónico con un elemento innovador: una «piel metálica perforada», que cubrirá todo el museo.
Esta «piel de acero» estará compuesta por una doble capa metálica lacada en blanco y perforada en toda su superficie con miles de circunferencias de 15 centímetros de diámetro. El resultado aparente, virtual, ofrece la imagen de una redecilla enorme o una quesera gigante cuya función es integrar al visitante en todos los espacios del museo, con la intención de que pase a formar parte de ellos.
El director del IVAM, Kosme de Barañano, explicó que «esta piel no es un elemento ornamental, sino un elemento estructural del museo» que subraya el edificio en el entorno. El efecto óptico del «sobretodo» del IVAM varía en función de la distancia a la que se encuentre el espectador. De lejos sugiere la transparencia de un visillo, de cerca gana opacidad y en la cercanía permite ver el exterior a través de sus ojos de buey. La piel metálica se cubrirá en determinadas zonas de la terraza con vitrales, para protegerse los días de lluvia, y permite una refrigeración normal. Kazuyo Sejima apuntó que la proximidad entre las perforaciones evita la sensación de enclaustramiento.
La integración con el barrio antiguo se propicia con tres entradas desde las calles adyacentes. La Generalitat Valenciana principió un proceso de recuperación de terrenos laterales para ubicar el archivo, la cafetería y un jardín, que hace también de vínculo entre el museo y el barrio.
Protesta de los vecinos
Medio centenar de vecinos afectados por la ampliación recibieron a periodistas y autoridades con pancartas reivindicativas con las que exigían su realojo en viviendas del barrio. La expropiación de terrenos ha sido recurrida por una veintena de familias. Al respecto, el consejero valenciano de Educación y Cultura, Manuel Tarancón, aseguró que la Generalitat tiene intención de «dialogar hasta llegar a un acuerdo con los vecinos a través del Instituto Valenciano de la Vivienda», si bien recordó que no es obligación de la administración «encontrar viviendas al gusto de los afectados».
 
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.