Nacional

null

Hemeroteca > 19/12/2006 > 

Presos etarras y grupos de sacerdotes, juristas y abogados acentúan la presión sobre el Gobierno

M. LUISA G. FRANCOBILBAO. Se ha desatado una presión sin precedentes desde las cárceles, desde al ámbito jurídico y desde parte de la Iglesia vasca, en una campaña simultánea que trata de «desatascar

Actualizado 19/12/2006 - 18:55:01
M. LUISA G. FRANCO
BILBAO. Se ha desatado una presión sin precedentes desde las cárceles, desde al ámbito jurídico y desde parte de la Iglesia vasca, en una campaña simultánea que trata de «desatascar» y «atornillar» el «proceso» de negociación Gobierno-ETA y que culminará con la manifestación convocada por el entorno etarra para mañana miércoles en Bilbao. Caldear el ambiente para esta marcha promovida por Askatasuna (la asociación de apoyo a los presos etarras) y lograr una respuesta callejera masiva trata de desencadenar nuevos «gestos» de Moncloa, en una evidencia de que la desactivación de la Fiscalía en los procesos judiciales contra el entramado social y económico de ETA, puesta de manifiesto en el caso «Egunkaria», no sacia al complejo etarra a corto plazo.
Nuevos presos en huelga de hambre (aunque ayer la abandonaron, después de mantenerla cinco días), llamamiento del Gobierno vasco al Ejecutivo de Zapatero para que modifique la política penitenciaria, comunicado de Askatasuna y manifiesto de juristas coinciden en el tiempo cuando, además de la gran manifestación, se espera para los próximos días un pronunciamiento de ETA.
Cinco días de ayuno
Desde las cárceles, quienes tomaron la iniciativa fueron los presos de la cárcel gaditana de Puerto II Sebas Lasa y Gorka Martínez, que, tras mantener una huelga de hambre desde el pasado día 11 para reclamar la «inmediata» puesta en libertad de Ignacio de Juana Chaos, la abandonaron ayer. El Gobierno vasco se sumó después a estas presiones sobre el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero y el consejero de Justicia, Joseba Azkárraga, advirtió que si en las próximas fechas no hay algún paso por parte del Gobierno con respecto a la política penitenciaria y a la posibilidad de que «todas las opciones políticas puedan estar presentes en las elecciones, el proceso de paz estará en uno de los momentos más complicados y difíciles».
Askatasuna siguió presionando ayer y realizó un llamamiento a la ciudadanía para que participe en el «día de la movilización» convocado para mañana miércoles.
Esta entidad proetarra reclama además la modificación de la política penitenciaria y que se consigan «las condiciones democráticas para que Euskal Herria consiga la palabra y la decisión», en referencia al derecho de autodeterminación.
El dirigente de IU-EB Javier Madrazo salió también ayer en defensa del preso de ETA Ignacio de Juana Chaos y reclamó su puesta en libertad, argumentando que «fue un gran asesino, ha cumplido su condena» y su actual situación «sólo echa más leña al fuego y complica» el «proceso».
Como añadido a estos frentes abiertos, la «Iglesia abertzale» también se expresó ayer en un comunicado en el que hace suyas todas las muletillas lingüísticas (y argumentales) de ETA. La llamada Coordinadora de Sacerdotes de Euskal Herria reclama el derecho a la autodeterminación, lamenta la situación de los presos etarras a los que considera «en condiciones de alejamiento y represión», y pide la derogación de la Ley Antiterrorista, que la Audiencia nacional cese en sus detenciones y que se anule el macrosumario 18/98. Como no ven satisfechas esas demandas, justifican el terrorismo callejero (al que llaman «acciones de repulsa») y estiman que el «conflicto» tiene su origen en «la conculcación de los derechos íntegros de un Pueblo» (con mayúscula en el original).
También culpan del estancamiento del «proceso» a «la recalcitrante oposición» y a un Gobierno «más a la defensiva que audaz», a la vez que se despachan con críticas a la Conferencia Episcopal por su reciente instrucción pastoral y su consideración de que la unidad de España es un «bien moral». Para estos curas (unos 300) las «víctimas» son los «encarcelados, alejados de su patria, encausados...». No dedican ni una palabra a los casi 900 aseinados por ETA y envuelven este «pastiche» en su deseo de «alentar ese proceso de paz en estos días de Navidad».
Juristas y abogados
Los presos etarras fueron respaldados ayer igualmente por un manifiesto firmado por 150 juristas que, bajo el título «Iniciativa jurídica por la defensa de un proceso de paz» e impulsado por la Asociación Catalana por la Defensa de los Derechos Humanos y la Asociación catalana de Juristas Demócratas, exige la derogación de la ley de partidos y el acercamiento de los presos. El ex fiscal anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo, uno de los firmantes del manifiesto, defendió ayer la derogación de leyes especiales contra el terrorismo .
En paralelo, 141 abogados batasunos y de ciertos sectores de la izquierda han suscrito otro manifiesto, firmado en Madrid, en el que solicitan al Tribunal Supremo que resuelva «con urgencia» el recurso contra la sentencia que condenó al etarra De Juana por amenazas terroristas.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.