Opinión

última hora
Kicillof anuncia que no hubo un acuerdo para evitar la suspensión de pagos en Argentina

Hemeroteca > 18/11/2009 > 

La anomalía no es Aragón

Conocí a Manuel Aragón cuando este impecable profesor de Derecho Constitucional colaboraba en un efímero periódico madrileño en el

Actualizado 18/11/2009 - 04:15:05
Conocí a Manuel Aragón cuando este impecable profesor de Derecho Constitucional colaboraba en un efímero periódico madrileño en el que fui a parar unos meses. No recuerdo si incluso formó parte de su consejo editorial, pero sí recuerdo con claridad que sus postulados coincidían, en mucha medida, con los de otros dos prestigiosos constitucionalistas también vinculados al periódico: los catedráticos Pedro de Vega, que llegó a ocupar un alto cargo directivo en la empresa editora, y Javier Pérez Royo, entonces rector de la Universidad de Sevilla, cuya naciente vocación de publicista encontraba tribuna por aquel entonces en las páginas del diario.
Los tres prestigiosos profesores podrían ser incluidos en esos días, con matices, en la órbita intelectual del socialismo gobernante, y algunos de ellos más en concreto en la del guerrismo, esa nebulosa que incluía a gentes muy diversas con el único rasgo común de recelar de las políticas socio-liberales de Felipe González. Insisto, en esos días. Hoy, tales distinciones parecen tan remotas como bizantinas, y cada cual ha seguido su camino. Pero como creo en la coherencia del personaje fundamentalmente íntegro que yo recuerdo, estoy convencido de que Manuel Aragón seguirá situado en algún lugar del espectro intelectual de la izquierda.
Pues bien, este es el hombre que, según parece, tiene en sus manos la declaración de inconstitucionalidad de aspectos del estatuto catalán que los nacionalistas del principado (de todos los partidos) consideran intocables. Lo sorprendente no es que un hombre de izquierda como Aragón se mantenga firme en esa posición; lo que resulta portentoso es que hombres de derecho considerados progresistas comulguen con reclamaciones nacionalistas que se dan de bruces con la vocación cosmopolita de la izquierda y con su concepción de un estado federal solidario. Manuel Aragón sigue donde estaba; son otros quienes se han movido.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.