Nacional

null

Hemeroteca > 18/03/2002 > 

Los últimos etarras condenados deben a sus víctimas 13 millones

Actualizado 18/03/2002 - 00:21:25
MADRID. Los etarras que han sido condenados desde el final de la tregua deben indemnizar a sus víctimas con cantidades que suman unos 13 millones de euros (más de 2.176 millones de pesetas). Entre los condenados figuran el que fue número uno de ETA, Francisco Múgica Garmendia, «Pakito», y los miembros del «comando Andalucía», Igor Solana y Harriet Iragi, según informaron a Ep fuentes jurídicas y la Asociación Víctimas del Terrorismo.
«Pakito» debe 6,1 millones de euros (1.022 millones de pesetas) a las víctimas de los atentados en los que directamente participó, así como aquellos que ordenó cometer, como el de la fiscal Carmen Tagle, el de dos policías en 1989 y el perpetrado en 1987 contra la Dirección General de la Guardia Civil. Otro etarra condenado en los dos últimos años a elevadas penas de prisión y a pagar grandes sumas a sus víctimas es Mikel Azurmendi Peñagaricano.
A Ortega Lara
Sobre los tres etarras que secuestraron al funcionario de prisiones José Ortega Lara recayó la condena de indemnizar «de forma conjunta y solidaria a su víctima» con 144.242 euros. Además, los terroristas José Miguel Gaztelu Ochandorena, José Luis Erostegui Bidaguren y Jesús María Uribecheverría Bolinaga fueron condenados a resarcir con otros 150.253 euros (25 millones de pesetas) a un guardia civil a quien trataron de asesinar, en 1986, en Oñate.
Otros etarras que fueron condenados desde el final de la tregua de ETA a indemnizar a sus víctimas con elevadas sumas son Kepa Echevarria Sagarzazu (180. 303 euros) por intentar asesinar a un funcionario de prisiones en Rentería, así como el etarra que fue extraditado de México, Miguel Arrieta Llopis, que debe 300.000 euros por el asesinato del jefe de la Policía Municipal de Baracaldo, José Aibar Yáñez, atentado en el que resultó muerto el etarra Francisco Javier Zabaleta a consecuencia de un disparo del arma de Arrieta.
México también extraditó al etarra Óscar Cadenas, condenado a pagar 865.457 euros por el atentado con bomba lapa perpetrado en 1991 contra un joven en San Sebastián que resultó mutilado.
A esta lista de etarras se suman los miembros del «comando Andalucía», Iragi y Solana, condenados en enero de 2002 a 15 años de prisión a cada uno, como autores de un delito de homicidio terrorista en grado de tentativa, en relación con la «fiambrera bomba» que colocaron en el vehículo de un militar en Sevilla. Con anterioridad, fueron condenados a 30 años de prisión por el asesinato del concejal del PP en Málaga José María Martín Carpena y a pagar a la esposa e hija de la víctima 600.010 euros (100 millones de pesetas).
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.