Sociedad

null

Hemeroteca > 18/02/2006 > 

La mitad de los infartos leves pasan desapercibidos y elevan el riesgo cardiaco

Un estudio desmonta los mitos sobre el mejor tratamiento del infarto y advierte de los riesgos de los fármacos anticoagulantes en los pacientes antes de la cirugía

Actualizado 18/02/2006 - 04:30:38
ABC  Intento de reanimación de un paciente en un centro hospitalario
ABC Intento de reanimación de un paciente en un centro hospitalario

ABC

MADRID. Casi la mitad de los pacientes que sufren un ataque al corazón de intensidad leve superan el infarto sin acudir a la consulta de urgencia por no ser capaces de reconocer los síntomas. Pero estos pequeños infartos que quedan sin tratamiento elevan peligrosamente los riesgos cardiovasculares de los enfermos a medio plazo. Médicos del Centro Médico Erasmus en Holanda han llegado a esta conclusión tras revisar los casos de 4.000 hombres y mujeres holandeses. Los investigadores encontraron, además, que las pacientes femeninas eran las que más problemas tenían para ser diagnosticadas, especialmente las mujeres de riesgo con sobrepeso y diabetes. Los resultados se han publicado esta semana en la revista «European Heart Journal».

El dolor en el pecho es uno de los síntomas más comunes en un ataque al corazón, pero no es la única señal. «El infarto también puede provocar dolor en en el hombro y los pacientes suelen pensar que sus problemas se reducen a simples síntomas gripales», cuenta Eric Boersma, director de la investigación.

Estar alerta ante las señales

Durante el tiempo que duró el trabajo, Boersma y sus colegas estudiaron a personas que no habían tenido nunca un infarto. Les examinaron y realizaron un electrocardiograma. Los investigadores siguieron a estos pacientes durante una media de seis años, tiempo en el que se les volvió a repetir el electro. Los resultados demostraron que el 43% de los ataques no fueron reconocidos, un tercio en hombres y más de la mitad en mujeres.

Boersma insiste en su trabajo que la población femenina debe estar especialmente alerta ante sus riesgos cardiacos. E insiste: «La comunidad médica debería dedicar tiempo a la detección de ataques cardiacos silenciosos para prevenir muertes». Las enfermedades cardiovasculares suponen el 29,2% de la mortalidad mundial.

La revista médica «The Lancet» también desmonta mitos sobre el mejor tratamiento contra el infarto. Una revisión de 17 ensayos clínicos desmiente que los fármacos anticoagulantes para disolver coágulos no sólo no ofrecen beneficios, sino que puede dañar al enfermo. Los investigadores descubrieron que la medicación antes de la angioplastia o la colocación de un «stent» (prótesis cardiovascular) aumentaron los riesgos de hemorragia, nuevos infartos, ictus y la necesidad de repetir el tratamiento de revascularización.

En un artículo que acompaña a esta revisión de estudios, el cardiólogo Bernard Gersh de la Clínica Mayo califica estos resultados de «sorprendentes» e «inequívocos».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.