Nacional

null

Hemeroteca > 17/10/2004 > 

Una veintena de cadáveres desvela el naufragio de una patera frente a Canarias

A lo largo de esta semana, las Fuerzas de Seguridad marroquíes han detenido a más de cuatrocientos candidatos dispuestos a emigrar a Europa sin papeles

Actualizado 17/10/2004 - 02:00:41

RABAT. Las costas marroquíes han vuelto a revivir la macabra representación de la cara más salvaje de la emigración clandestina. Las olas se encargaron una vez más de recordar que son todavía muchos los que se arriesgan a dar el salto a Europa y no sólo no lo consiguen, sino que se dejan la vida en el intento.

El litoral de Tarfaya, el punto de la costa marroquí más cercano a Canarias, ha sido esta vez el escenario elegido por la señora de la guadaña para darse el paseo. El peso del silencio oficial ha impedido, como en otras desgracias anteriores, poder informar antes de un suceso que ocurrió a principios de la semana pasada.

La embarcación zozobró cuando los ojos y los oídos de los pocos interesados en este drama en el país magrebí estaban fijados en el vuelco de otra embarcación cargada de marroquíes en las costas de Túnez. En el caso de Tarfaya, los escasos datos que ha podido recabar este corresponsal indican que se trataba de una patera con varias decenas de subsaharianos que había partido de costas marroquíes o del Sahara Occidental en dirección al archipiélago canario. El naufragio hizo que la playa se llenara de muertos que iban llegando al ritmo de la marea.

Según las distintas fuentes consultadas, se llevan recogidos 25 ó 26 cadáveres, todos de jóvenes subsaharianos, que van siendo trasladados a la morgue de un hospital de El Aaiún, capital administrativa del Sahara Occidental, a unos 70 kilómetros de Tarfaya. Fuentes de la Wilaya (Gobernación) de El Aaiún confirmaron a ABC el naufragio de una embarcación en la zona de Tarfaya, pero no precisaron si había habido fallecidos o no. Tampoco ha sido posible contrastar de manera oficial si todos los cadáveres han recibido ya sepultura, como han comentado fuentes periodísticas marroquíes desplazadas a la capital saharaui.

El inhóspito terreno que rodea la principal ciudad de la ex colonia española es aprovechado por las redes mafiosas para esconder a subsaharianos y asiáticos llegados a la zona con la intención de dar el salto principalmente a Fuerteventura, a un centenar de kilómetros. La dureza del desierto impide a los emigrantes permanecer escondidos más allá de mes o mes y medio, según cálculos de la Gendarmería Real marroquí, el cuerpo que más de cerca combate el fenómeno migratorio.

La Asociación de Familiares y Víctimas de la Inmigración Clandestina (Afvic), con sede en la localidad marroquí de Juribga, ha podido confirmar con representantes del Gobierno de Rabat en Tarfaya el naufragio y la llegada de los cuerpos a la playa. Los miembros de esta organización se quejan del intento por parte de las autoridades de silenciar el problema y de las continuas dificultades que se encuentran a la hora de trabajar.

Fuentes policiales informaron por medio de la agencia oficial Map de la detención entre el 13 y el 14 de octubre de 171 personas en operaciones llevadas a cabo en diferentes partes del país: en el interior, en la costa e incluso en el propio mar. En total, a lo largo de esta semana, las Fuerzas de Seguridad marroquíes han detenido a más de cuatrocientos candidatos dispuestos a emigrar a Europa sin papeles. La mayoría de ellos eran subsaharianos, aunque también había marroquíes y ciudadanos de otros países del Magreb.

Por lo general, las autoridades marroquíes suelen informar de la desarticulación de mafias que trafican con seres humanos y de la detención de sus clientes, más que de los intentos frustrados de llegar al litoral español.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.