Cataluña

null

Hemeroteca > 17/10/2002 > 

El Ayuntamiento presenta el plan Eix Llacuna suavizado por los vecinos

La movilización de los vecinos del Poblenou, que consideraban el plan inicial como un «nuevo Manhattan», ha logrado que el Ayuntamiento reformule el proyecto

Actualizado 17/10/2002 - 00:07:09
BARCELONA. El Ayuntamiento de Barcelona presentó ayer el proyecto definitivo de reforma para la calle Llacuna, una intervención que ha tenido que ser sustancialmente modificada con respecto a los planes iniciales debido a la fuerte presión ejercida por los vecinos. El llamado Eix Llacuna se ha convertido en uno de los focos emblemáticos de las protestas contra los planes urbanísticos del Ayuntamiento de Barcelona, y se ha convertido en referencia para otros puntos calientes de la capital catalana.
En un inusual acto de contricción, Francesc Narváez, regidor del distrito de Sant Martí, reconoció ayer que el consistorio «presentó un plan que no gustó al barrio» y que a raíz de las protestas, el proyecto ha sido suavizado en muchos de sus aspectos. La reforma de la calle Llacuna es uno de los seis proyectos urbanísticos de iniciativa municipal que se incluyen en el Plan 22@, que pretende, en una superficie de unas 100 islas del Poblenou, combinar los usos residenciales con el de industrias vinculadas a las nuevas tecnologías. En concreto, la reforma de Llacuna contempladar a esta calle carácter de vía de conexión entre el parque del Clot y el mar, y afecta a unas 8 islasa de casas. Se aprobará en el próximo pleno municipal, el 25 de este mes.
Así, y tal y como se pactó con la Asociación de Vecinos el pasado mes de marzo, la principal modificación es la reducción de las alturas máximas previstas en algunas de sus edificaciones: de las 9 torres de hasta 72 metros -similares a las de la calle Tarragona-, se ha pasado a 6 edificaciones con un máximo de 48. De igual forma, se ha variado el emplazamiento de algunas de estas construcciones, de forma que estas están más alejadas de la acera cercana a la Rambla del Poblenou. Igualmente, la manzana Llull-Pujades-LLacuna-Ramón Turró quedará tal y como está ahora.
En paralelo, también se ha reducido el número de viviendas afectadas. En el plan inicial, las afectaciones eran 92, mientras que en el actual se reducen a 58. De estas, 25 ya estaban incluidas en el Plan General Metropolitano de 1976, mientras que otras 26 permanecen desocupadas. De esta forma, según el Ayuntamiento, de las más de 680 viviendas que se encuentran en el ámbito del Eix Llacuna, el problema se reduce a 7 familias. En cuanto a las viviendas nuevas, está previsto levantar 192, todas de proteción oficial.
Por lo que respecta a la superficie dedicada a actividad industrial, la modificación del plan la ha reducido en 30.000 metros cuadrados, quedando finalmente en 160.000. Para zona verde se han reservado 16.500 metros, concentrados en buena parte en la parcela que situada delante del cementerio.
El «Porciolismo» de Clos
Pese a que las reformas han sido consensuadas con la Asociación de Vecinos, no todos están de acuerdo. Así, desde la Asociación de Afectados 22@ -que afirma agrupar al 80% de afectados por el plan- se criticó ayer la forma en que se han llevado las negociaciones, a la vez que se anunciaba la pretensión de abrir la vía judicial para paralizar las reformas si no se da antes una solución. Uno de sus portavoces, que no se abstuvo de criticar el «sometimiento» de la Asociación de Vecinos, cargó contra la «política porciolista» que practica Clos. El regidor Narváez reconoció que el consenso para la aprobación del plan no había sido general.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.