Sociedad

null

Hemeroteca > 17/07/2004 > 

CUIDADOS VERANIEGOS, DIENTES SANOS

Actualizado 17/07/2004 - 02:28:47

Afortunadamente, la boca es un estuche climatizado y salvo fiebre o situaciones especiales, mantiene una temperatura estable de alrededor de 37,5 grados centígrados. Si a esto añadimos la humedad de la saliva y el suave tacto de la lengua y las mejillas, estaremos de acuerdo en que los dientes y las muelas disponen de un cómodo aposento protegidos del frío y el calor.

Sin embargo, a veces, descuidadamente, alteramos este armónico equilibrio, bebiendo caldos a altas temperaturas, para inmediatamente después, pasar a tomar postres helados o sorbetes. Estos cambios tan bruscos de temperatura ocasionan dilataciones y contracciones en el esmalte dentario que no le son beneficiosos, pudiendo provocar microfisuras en el esmalte y, desde luego, irritación en la pulpa dentaria. Por eso, es prudente y aconsejable, aunque el calor apriete, no combatirlo a base de bruscos mordiscos a los helados.

Durante la primavera y sobre todo en verano hay que extremar los cuidados de la boca, se gastan más vitaminas y las mucosas se agrietan y ulceran con más facilidad. No olvidemos también que el calor hace más favorable la aparición de hongos.

Es conveniente, antes de viajar en avión, de practicar submarinismo o montañismo, revisarse la dentadura, pues la existencia de caries, debido a los bruscos cambios de presión, puede provocar dolores y flemones. Se denomina a estos episodios dolorosos barodontalgias.

Los portadores de protesis móviles tienen que tener cuidado cuando se sumerjan en el mar o en el río. Es muy fácil perderlas. Asimismo, en esta época, los niños tienen que prestar más atención a sus aparatos de ortodoncia, suelen olvidárselos en cualquier sitio.

Y como también se consumen más bebidas azucaradas, como las colas, naranjas, y por tanto ácidos, extreme el cepillado de sus dientes. Beba mucha agua, entre 1,5 y 2 litros diarios. Tenga una alimentación muy variada, rica en vitamina A como la leche, preferiblemente semidesnatada y derivados, excelentes para la protección de la mucosa de la boca y de la piel. También alimentos ricos en pro-vitamina A como cerezas, melón, melocotón, albaricoques o zanahorias, y alimentos ricos en vitamina C, como ensaladas, tomate y fresas. Evite el tabaco y consuma moderadamente sal y alcohol.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.