Toledo

null

Hemeroteca > 17/02/2006 > 

El árbitro del Cataluña-Castilla-La Mancha fue «muy hogareño»

Actualizado 17/02/2006 - 04:23:33

B. CERVANTES

TOLEDO. Continúa la indignación y malestar en el entorno de la selección absoluta deCastilla-La Mancha de fútbol aficionado tras caer eliminada por el combinado de Cataluña en los cuartos de final de la V Copa de Regiones UEFA. Las quejas van dirigidas a la actuación del árbitro del colegio catalán Raúl Calle Martínez, quien expulsó injustamente a dos jugadores del equipo castellano-manchego y tuvo, en general, un actuación muy parcial a favor de los catalanes.

El equipo castellano manchego empató a cero goles con la selección catalana el pasado miércoles en Vilanova i la Geltrú, empate estéril ya que el encuentro de ida dispustado en Sonseca hubo también empate, pero a un gol.

Óscar Martín, central del Toledo e integrante de la selección castellana-manchega,ha señalado a ABC que «en toda mi trayectoria futbolística no he visto un arbitraje tan sibilino, ya que desde el principio del partido sabía que nos tenía que dejar en inferioridad numérica. Los árbitros se pueden equivocar pero Calle Martínez la tomó contra nosotros conforme avanzaba el partido, intimidándonos cada vez que nos quejábamos de cualquiera de sus erróneas decisiones». Finalmente, Óscar Martín señaló que «Catalauña tenía todas las pronunciaciones de favorita tras el empate a uno de Sonseca, pero como no podían con nosotros. el árbitro empezó a señalarnos tarjetas amarillas hasta machacarnos».

El seleccionador de Castilla-La Mancha, José Antonio Canorea, comentó a ABC que «me siento impotente por la parcial actuación del árbitro Calle Martínez. Tenía que ganar Cataluña, y al final tuvo que pasar por el valor doble de los goles en campo contrario. Hasta el propio delegado de la selección catalana me ha llamado para pedirme disculpas por el arbitraje que sufrimos». Canorea terminó comentando que «no entiendo que para una eliminatoria de cuartos de final de una competición tan importante se designen árbitros locales. En Sonseca tuvisomos al árbitro castellano-manchego Alegre Oliva quien fue un auténtico quijote ya que muy bien pudo expulsar hasta tres jugadores catalanes, sin ir más lejos, al que lesionó gravemente a Miguel Ángel».La prensa deportiva catalana califica como de «muy hogareña» la actuación de Calle Martínez.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.