Nacional

Hemeroteca > 16/11/2009 > 

Haidar afirma que no comerá hasta que no le permitan regresar a El Aaiún

«Esto es un secuestro, no queda duda», resumía sin ocultar su indignación Inés Miranda, la letrada que acompaña a Aminotou Haidar en el aeropuerto de Lanzarote. La jornada de ayer domingo, además de

Actualizado 16/11/2009 - 08:26:31
«Esto es un secuestro, no queda duda», resumía sin ocultar su indignación Inés Miranda, la letrada que acompaña a Aminotou Haidar en el aeropuerto de Lanzarote. La jornada de ayer domingo, además de larga, se convertiría en la última en la que la activista saharaui -detenida el viernes en El Aaiún y despojada de su pasaporte marroquí antes de ser deportada a España- se alimentase con normalidad.
Haidar estaba, al cierre de esta edición, decidida a comenzar una huelga de hambre en Lanzarote con el propósito de volver a El Aaiún. «No ha habido ningún acercamiento de las autoridades españolas para solucionar el problema. El ministro (de Exteriores) Moratinos ha hecho unas declaraciones que no se ajustan a la realidad y la Delegación del Gobierno en Canarias ha optado por el silencio», afirmó Miranda. Las declaraciones a las que se refiere son la única respuesta oficial. En ellas, Moratinos decía que España no había hecho «nada más y nada menos que lo que le corresponde hacer a un país donde esta ciudadana tiene la tarjeta de residencia legal».
Pero desde el entorno de Haidar no se ve con la misma óptica. Su pasaporte sigue en los juzgados de El Aaiún, desde que, tras llegar al aeropuerto en un vuelo procedente de Gran Canaria, fuese detenida junto con dos cronistas españoles que la acompañaban.
El hecho que parece haber desencadenado el episodio fue que en la tarjeta de entrada, que se rellena antes de pasar el control de migraciones, Haidar escribió «saharaui» en el apartado de nacionalidad. Sin embargo, su abogada insiste en que desde el año 2006 lo hace de esa manera sin que antes se hayan producido estos conflictos.
Haidar denunció ayer ante la Policía Nacional en Lanzarote lo que entiende fueron irregularidades de la Administración en el aeropuerto de la isla, después de que la obligaran a bajarse del avión sin pasaporte y por haberla desalojado la noche del sábado del propio aeropuerto insular. «Si, por razones administrativas, Haidar no ha rellenado los requisitos que el Gobierno marroquí le pide, lo que ha hecho el Gobierno de España es facilitar su llegada a Lanzarote», justificó Moratinos.
Comparecencia
La actuación del ministro de Exteriores en este caso motivará una comparecencia urgente que solicitarán los diputados de Coalición Canaria (CC) en el Congreso, para que explique el papel de España en el caso de la saharaui.
«Es inconcebible que España haya permitido, en connivencia con Marruecos, la expulsión sin documentación de la activista saharaui y su entrada en Canarias, pese a carecer de los permisos pertinentes», señaló en el aeropuerto conejero la presidenta de CC, Claudina Morales, para quien el Gobierno «deberá clarificar su papel en este proceso y explicar los entresijos de un caso sobre el que existen muchas sombras y poca transparencia».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Comentarios:
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.