Opinión

Opinión

Hemeroteca > 16/03/2006 > 

ELOGIO DE LA ESTILOGRÁFICA

Actualizado 16/03/2006 - 08:26:31

El trazo de un lápiz se puede variar como el tono en la música. Junto con la estilográfica, el lápiz es la forma más personal de dejar huella impresa. Este útil, efímero, permite el cambio creativo; lo redactado con pluma, además de subrayar el carácter del autor, resulta permanente. Escribir con bolígrafo, sin embargo, tal vez sea como lanzar brulotes sobre el papel.

Francisco López Izquierdo regenta una tienda en Murcia, «Estilográficas López» se llama. Durante años ha estado en la calle de la Platería, ahora se ha trasladado a la Villaleal. Es de los pocos en España que sabe «tocar», es decir, «arreglar», una pluma.

-¿Se ha perdido el interés por las estilográficas, con los ordenadores y otras invasiones tecnológicas?

-No. El interés sigue siendo generalizado. No ha cambiado.

-¿Hay diferencia entre escribir con pluma o con bolígrafo?

-Un abismo. Los que escriben con bolígrafo pierden las pulsaciones. No saben escribir. Antes se hacía caligrafía con pluma de palillero, y con plumín de ganso. Es una pena que se haya perdido.

-¿Tiene alguna estilográfica fetiche?

-No. Hay muchas muy buenas. Montblanc, Waterman, Parker...

-¿Las Omas no son las mejores?

-Son de las muy buenas, italianas, pero sin despreciar las ya mencionadas. O las Delta o las Aurora, también italianas, etc.

-Tengo un amigo que dice que las plumas son muy bonitas para dejarlas sobre la mesa, pero que acaban siempre manchando.

-No siempre acaban manchando. Si a su amigo le manchan, es porque algo les falla. Pero una pluma buena no tiene por qué manchar.

-¿Qué tal la retráctil de Pilot?

-Va bien, de batalla.

Antes, con ocasión de la primera comunión, a los niños se les regalaba su primera pluma «cara». Solía ser una Parker. Pero hoy día hay introducciones a la verdadera y placentera escritura más baratas e igualmente bellas. Por ejemplo, la «LAMY abc», que está pensada para aprender a manuscribir con distinción y elegancia.

El fabricante alemán la ha desarrollado en colaboración con expertos pedagogos. Está teniendo gran éxito entre los escolares de los primeros años. El mango es de madera de arce.Y el precio de fábrica, 11,40 euros. Otra joya.

jgrau@abc.es


Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.