Sociedad

null

Hemeroteca > 16/02/2005 > 

Niños de Kenia sufren amputaciones del pene en ritos para combatir el sida

Actualizado 16/02/2005 - 10:22:04
La falta de inversión y las sequías (en la imagen, la de 1994) han hecho fracasar el proyecto turístico «Mar de Castilla». EL DECANO
La falta de inversión y las sequías (en la imagen, la de 1994) han hecho fracasar el proyecto turístico «Mar de Castilla». EL DECANO

VALENCIA. Hace ocho meses Philip Barasa, de doce años, caminaba 35 kilómetros para visitar a su madre ingresada en el hospital Bungoma en Kenia cuando un hombre le ofreció comida y bebida, poco después despertaba enterrado en un campo de cañas de azúcar. Le habían drogado, amputado el pene y enterrado dándolo por muerto. Philip consiguió salir y arrastrarse hasta unas casas cercanas para pedir ayuda.

Peor suerte corrió Oscar, quien recobró la conciencia en mitad de la amputación, se enfrentó a sus agresores y recibió machetazos en la cara y el brazo antes de perder la conciencia. Después, además del pene le amputaron los testículos y una oreja. También Omodi, de sólo seis años de edad, sufrió por esas mismas fechas otra amputación, y todo porque los hechiceros de la zona han difundido la creencia de que una poción hecha cociendo un pene de niño virgen puede curar el sida. Los tres consiguieron sobrevivir y, gracias a la Fundación Pedro Cavadas de Valencia están siendo sometidos a una reconstrucción que les permitirá recuperar la función urinaria, sexual e incluso, a excepción de Oscar, reproductora.

Hasta que Ken Jones, el médico que tiene a su cargo un hospital en la zona, se hizo cargo de los pequeños y presentó sus casos al doctor Cavadas, que el pasado mes de diciembre se encontraba en Kenia cooperando en operaciones de cirugía reconstructiva, a los pequeños les habían hecho «varios apaños quirúrgicos poco resolutivos» y llevaban una sonda que sujetaban por detrás del cuello y que depositaba la orina en una bolsa colgada en el pecho. A través de su Fundación, que paga todos los gastos, el doctor Cavadas ha traido a Philip y Oscar a Valencia, -Omodi vendrá en diciembre-, y se recuperan favorablemente de la operación realizada hace quince días en el Centro de Rehabilitación de Levante. Dentro de un par de semanas podrán volver a su país totalmente recuperados, aunque Oscar deberá seguir toda su vida un tratamiento hormonal.

La intervención de reconstrucción de pene, que se realiza habitualmente en operaciones de cambio de sexo, consiste en reproducir un miembro que se parezca en tamaño y forma al pene, según explicó el doctor Cavadas. Para ello se utiliza piel, hueso del antebrazo y una sonda que realizará las funciones de la uretra, y posteriormente se implanta reconstruyendo nervios, arterias y venas. Además, de esta intervención, se ha reconstruido la oreja de Oscar con cartílago de las costillas y se le ha curado el brazo herido.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.