Cataluña

null

Hemeroteca > 15/12/2005 > 

Krasznahorkai indaga en la cultura nipona en su última novela

El escritor húngaro se interroga en «Al Norte la montaña, al Sur el lago, al Oeste el camino, al Este el río» sobre la belleza y el concepto de tradición

Actualizado 15/12/2005 - 03:20:39

DAVID MORÁN

BARCELONA. Además de un apellido impronunciable y media decena de obras que le han convertido en uno de los escritores centroeuropeos más destacados,László Krasznahorkai (Gyula, 1954) atesora una fascinación por la cultura oriental que ha cristalizado ahora en «Al Norte la montaña, al Sur el lago, al Oeste el camino, al Este el río» (Acantilado), novela surgida tras un viaje del autor a Kioto con la que el escritor húngaro se adentra en la esencia de «esa cultura japonesa que no se estudia, sino que se vive» y en su falta de protección.

Tomando como punto de arranque la utópica búsqueda del jardín más hermoso del mundo protagonizada por el príncipe Genji, personaje literario convertido aquí en nieto del protagonista de la célebre obra de Murasaki Shikubu, Krasznahorkai indaga en el concepto de belleza para reflexionar sobre la tradición y descubrir «qué es lo que la ha derrumbado». «Independientemente de que mis obras se basen en la dictadura comunista o en la cultura oriental, el punto en común siempre es la advertencia de que estamos viviendo una época en la que cada vez cuesta más distinguir lo que tiene valor y lo que no», señaló el autor, para quien visitar Kioto por primera vez fue como «estar en el paraíso».

Es precisamente esta idea de paraíso la que Krasznahorkai ha querido trasladar a una novela que, además de un viaje literario por Japón, recoge con exactitud su universo ideológico y sentimental. «Lo que tanto me fascinó de Kioto es lo que hay en la novela», apuntó el autor, quien reconoció que, en un principio, Japón se le presentó «como un mundo ideal, un lugar que, además de exótico, representaba la organización perfecta».

Admirador de Borges y galardonado con el prestigioso Premio Kossuth, algo así como el equivalente húngaro al Príncipe de Asturias de las Artes, el autor de «Melancolía de la resistencia», «El prisionero de Urga» y «Guerra y guerra» (título cuya traducción al castellano aparecerá próximamente) aprovechó la presentación del libro para relativizar su condición de «escritor centroeuropeo». «Tiene relevancia en algunas obras, pero en otras no -señaló-. ¿Se considera a Kafka escritor centroeuropeo? Yo no sabría muy bien cómo definirlo. Decir que es centroeuropeo es cierto, pero no relevante».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.