Sociedad

null

Hemeroteca > 15/02/2007 > 

Blanco dice que en Madrid le insultan quienes llevan «abrigos de visón»

ABCMADRID. Cuando José Blanco pasea por las calles de Madrid, le insultan personas que llevan «abrigos de visón y eso». Al menos, es lo que dijo ayer en declaraciones a Carlos Herrera en Onda Cero

Actualizado 15/02/2007 - 08:48:49
Cuando José Blanco pasea por las calles de Madrid, le insultan personas que llevan «abrigos de visón y eso». Al menos, es lo que dijo ayer en declaraciones a Carlos Herrera en Onda Cero. Cuando le preguntaron por el boicot que sufrió Alfonso Guerra en una conferencia en Cataluña por parte de jóvenes de ERC, el secretario de Organización quitó importancia al asunto y reconoció que se siente más a gusto entre los ciudadanos de Barcelona que entre los de Madrid: «He ido a Barcelona en numerosas ocasiones y le diré que, cuando paseo por Barcelona, soy menos insultado que cuando paseo por Madrid. Por cierto -dijo-, quien me insulta en Madrid lleva abrigos de visón y eso, y desde luego no pertenecen al entorno de Esquerra Republicana de Cataluña».
Blanco no ha elegido un buen momento para criticar con caricaturas a los ciudadanos de Madrid, ya que las elecciones locales y autonómicas están a la vuelta de la esquina (27 de mayo) y al PSOE no le sobra ni un voto en estas plazas.
Para quitar más hierro al boicot contra Guerra, puso de nuevo a Madrid como ejemplo negativo: «También la «kale borroka» de los ultras reventó hace poco tiempo una conferencia de Carrillo en la Universidad Complutense. Siempre hay alguna persona que protagoniza actos que son rechazables, pero son aislados».
Blanco tuvo que contestar otra pregunta, esta vez sobre el sentido de la denuncia que presentó ante la Audiencia Nacional por la tonadilla «¡Ay, Pepiño!», que supuestamente se grabó en la manifestación contra ETA del pasado 3 de febrero. El dirigente socialista creía que había apología del terrorismo en la cancioncilla («Ay, Pepiño, Pepiño, Pepiño. Ay, Pepiño, qué noble es tu fin. Que la ETA nos mata, nos mata. ¡Ay, qué coño! Que empiecen por ti»). El juez despachó la denuncia rápidamente y la remitió a los juzgados de Plaza de Castilla por si veían alguna injuria.
«Se trata de unas expresiones que van más allá del insulto. Tendríamos que desterrar los insultos de la vida política de nuestro país, pero, en este tiempo de crispación, es muy difícil. A veces hay actuaciones descontroladas, pero aquello me pareció que era el límite», se justificó. «Invitar a cometer un asesinato es grave, se diga donde se diga. Estos hechos no pueden ser consentidos en un Estado de Derecho», aseguró.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.