Canarias

null

Hemeroteca > 15/01/2008 > 

El detenido por el intento de rapto tenía una condena por abusar de su hija de dos años

EFEEl delegado del Gobierno sostiene la ficha identificativa de Marcos Javier RodríguezERENA CALVOLAS PALMAS. «Conoce perfectamente las normas, y también cómo trasgredirlas.» Narciso Ortega, jefe

Actualizado 15/01/2008 - 09:09:12
EFE. El delegado del Gobierno sostiene la ficha identificativa de Marcos Javier Rodríguez.
EFE. El delegado del Gobierno sostiene la ficha identificativa de Marcos Javier Rodríguez.
«Conoce perfectamente las normas, y también cómo trasgredirlas.» Narciso Ortega, jefe superior de la Policía Nacional en Canarias, y José Segura, delegado del Gobierno, dedicaban ayer estas palabras a Marcos Javier Rodríguez, quien presuntamente habría intentado raptar en Telde a la pequeña Sandra, de ocho años, el pasado 4 de enero, en la víspera de Reyes. De 37 años de edad, Marcos tiene una condena por haber abusado de su hija de dos años de edad. Pero la pena de veinte meses fue recurrida varias veces y evitó cumplirla hasta el momento.
Su detención se produjo el martes pasado en las inmediaciones de un crematorio de animales donde trabajaba como vigilante. El crematorio, situado en el Polígono de Salinetas, no tenía actividad alguna desde hacía dos años.
Una vez superadas las 72 horas legales de su detención en los calabozos de la Jefatura Superior de Policía, el sospechoso -que se enfrenta a los delitos de detención ilegal en grado de tentativa, tenencia ilícita de armas y robo de vehículos- cumplía ayer su tercer día en una celda de la prisión de Salto del Negro en Las Palmas de Gran Canaria (bajo el protocolo de suicidios para evitar riesgos de que se quite la vida) y podría ser condenado hasta con catorce años de privación de libertad según el Código Penal.
Los días posteriores a su detención, distintas familias de la isla pasaron por las dependencias policiales para tratar de reconocer al sospechoso, a quien acusan de cometer otra agresión sexual en Telde y otros dos intentos de rapto en la localidad de Vecindario. Algunas de las pequeñas involucradas en los sucesos y su entorno aseguraron que Marcos no andaba solo en sus fechorías y hablaron de un segundo hombre que le acompañaba en la furgoneta blanca que empleaba para sus salidas.
El domingo, de madrugada, la Policía Nacional -que sigue trasladando estos días a Gran Canaria a agentes de Madrid para reforzar la investigación- detenía a otro individuo, en un bungalow de la Urbanización del Campo Internacional de Maspalomas.
El segundo detenido, tras prestar declaración en el juzgado número 2 de Telde durante dos horas y media, fue puesto ayer en libertad sin cargos. Su nombre (Miguel) aparece, según fuentes de la investigación, en el contrato de alquiler de la furgoneta blanca, una Citroën Berlingo, que mantiene en alerta desde hace meses a la población. La otra furgoneta encontrada por los agentes, una Ford Courier azul, habría sido robada.
«Una página negra en su vida»
El delegado del Gobierno en Canarias, José Segura Clavell, que compareció ayer antes los medios de comunicación junto al Jefe Superior de la Policía en Canarias, habló de Marcos Javier Rodríguez, y dijo de él que cuenta con «una página negra en su vida».
Se refería el delegado a una serie de denuncias que pesan sobre el sospechoso y en las que se le acusa de malos tratos y abusos sexuales. En el año 1999, señaló Segura, su ex esposa le había denunciado por algún episodio de violencia doméstica, aunque el caso habría quedado archivado y no fue reabierto hasta que se le acusó también de abusar de su hija de dos años.
Capítulo por el que fue condenado por la Justicia a cumplir veinte meses de privación de libertad; sentencia que tras ser recurrida en diversas ocasiones el sospechoso de tentativa de rapto no habría cumplido. Los informes forenses acerca de Marcos no son en absoluto tranquilizadores y le describen como un individuo altamente peligroso, de gran dureza emocional, con trastornos de personalidad y recomiendan que no mantenga contactos personales con menores de edad.
Sobre la alarma generada por su detención, y la inevitable relación que se ha establecido desde distintos ámbitos con los casos de Sara Morales y Yeremi Vargas, Narciso Ortega opinó que «se podría vincular todo o nada», refiriéndose a que «hasta el momento no hay pruebas que permitan lanzar conclusiones arriesgadas».
Según el Jefe Superior de Policía, no se han hallado restos humanos en el interior del crematorio donde pernoctaba Marcos y que fue registrado el día de su detención. A esta inspección le siguieron la del domicilio oficial del detenido, en el Paseo de Lugo de Las Palmas de Gran Canaria.
Marcos fue apresado después de que la pequeña Sandra y su familia denunciaran un intento de rapto el día 4 de enero en la localidad de La Garita en Telde. El ahora detenido habría parado su vehículo para preguntarle a Sandra por una dirección que ésta le habría indicado. No obstante, Marcos habría ofrecido, según el testimonio de la niña, cinco euros si le acompañaba. Ante su negativa, trató de introducirla en el vehículo a la fuerza, dejando marcas visibles del forcejeo en su cuello. Una amiga y su madre oyeron sus gritos y la salvaron del agresor.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.