Sociedad

Hemeroteca > 14/07/2002 > 

Decenas de comedores y centros de acogida para indigentes echan el cierre en verano

Con la llegada del verano son muchos los españoles que disfrutan de vacaciones. Sin embargo, para los ocho millones y medio de pobres de nuestro país no hay días de disfrute, pese a que decenas de centros de acogida cierren en agosto. ABC ha visitado dos de ellos, gestionados por Cáritas, que abren sus puertas todo el año

Actualizado 14/07/2002 - 12:21:16
Algunos albergues y comedores, como el de Cáritas en Madrid, han comenzado a abrir sus puertas también en agosto para aquellas personas que necesiten estos servicios incluso en «vacaciones».ABC
Algunos albergues y comedores, como el de Cáritas en Madrid, han comenzado a abrir sus puertas también en agosto para aquellas personas que necesiten estos servicios incluso en «vacaciones».ABC
Con la llegada del verano son muchos los españoles que disfrutan de vacaciones. Sin embargo, para los ocho millones y medio de pobres de nuestro país no hay días de disfrute, pese a que decenas de centros de acogida cierren en agosto. ABC ha visitado dos de ellos, gestionados por Cáritas, que abren sus puertas todo el año.
Antonio tiene 47 años y está en la calle desde hace tres. Carpintero de profesión, la empresa donde trabajaba le despidió hace siete años «diciendo que tenían que «afrontar una reestructuración de la plantilla»». Al principio intentó conseguir trabajo, «primero de lo mío, luego de lo que fuese», pero poco a poco fue introduciéndose en esa espiral que supone la exclusión social. «Comencé a beber y a descuidarme, no trataba bien a mi familia y al final me tuve que ir de casa».
«Lo de pedir siempre me ha dado mucha vergüenza», comenta Antonio, quien tuvo «la suerte» de «dar con un barrio donde varios vecinos me ofrecen comida y leche siempre que acudo a ellos». Aunque «no quiero abusar», Antonio visita esas casas cada tres o cuatro semanas. Normalmente, duerme en alguno de los albergues que tanto el Ayuntamiento como Cáritas o diversas congregaciones religiosas tienen en Madrid. Pero con la llegada del verano, la vida de este hombre sufre un cambio repentino: las familias que normalmente le ofrecen ayuda «se van de vacaciones». Del mismo modo, decenas de comedores y centros de acogida también echan el cierre, y son muchos los «sin techo» que tienen que pernoctar en parques y plazas. «Al menos hace calor, y se pasa la noche bien», cuenta Antonio, quien advierte que algunos lugares «no son seguros, o sólo pueden dormir gentes de un país, que están organizados».
Colas para entrar
No obstante, no todos cierran. Una muestra de ello es el centro Faciam, que Cáritas Madrid regenta frente al Senado y que desde hace tres años abre sus puertas los 365 días del año. «En los centros de cobertura básica no se puede cerrar por vacaciones ni hacer huelga», afirma Cristina Benito, coordinadora de las residencias de Cáritas Madrid. Hace tres veranos, cuando este centro todavía cerraba en agosto, algunos usuarios hacían cola para dormir junto a la puerta porque, según explicaban, estaban más seguros gracias al vigilante del centro «y a las cámaras del Senado». Esta situación, alimentada por las quejas de los vecinos, motivó la decisión de mantener el centro abierto durante todo el verano. Las labores de limpieza y desinfección, que antes se realizaban en agosto, tienen ahora lugar los domingos o días de poco trasiego.
Afortunadamente, todo aquel que lo necesita tiene las puertas abiertas. «Hay gente que aprovecha el verano para salir de Madrid y buscar trabajo en las campañas de recogida de fruta de verano o en las ferias ambulantes de los pueblos del interior», cuenta Javier, trabajador social del centro de Cáritas. Cristina y él coinciden al afirmar que a veces es bueno para los usuarios que los centros de acogida que los atienden cierren en agosto. «Tener menos ayuda puede hacer que estas personas busquen nuevos recursos por sí mismos», explica Javier.
Y es que los trabajadores sociales y el personal de los centros de acogida intentan, en la medida de lo posible, que las personas sin hogar puedan reintegrarse en la sociedad y salir adelante por sí mismos. «Hay que desmontar esos hábitos, esas formas de vida que adoptan como normales y que les llevan a plantearse la vida en torno a los centros de acogida», puntualiza Cristina Benito.
Lugares de paso
En cuanto a las demandas de los usuarios, las diferencias son claras dependiendo de la época del año. En invierno, los «sin techo» necesitan una estancia más larga en los centros debido al frío y a las posibles enfermedades, que precisan la atención de un médico. En julio y agosto, sin embargo, las necesidades cambian. Algunos centros de acogida, como el «San Vicente de Paúl», que gestiona Cáritas Getafe en Aranjuez, sirven como lugar de paso para las personas que van a trabajar en la vendimia o la recogida de aceituna y fresa.
También los hoteles, restaurantes o chiringuitos de playa darán empleo este verano a muchas de estas personas y les proporcionará un dinero para sobrevivir durante un tiempo. Pero después, ¿qué ocurre con ellos? «Algunos vuelven en septiembre al centro, otros no, quizá porque encuentran algún trabajo y se estabilizan. Unos te cuentan lo que han hecho, en qué han trabajado y otros se inventan su propia película», narra Javier.
Afluencia de inmigrantes
Otro de los cambios que se aprecia en los centros de acogida durante el verano es la mayor afluencia de inmigrantes. Concretamente, jóvenes magrebíes que llegan a España buscando una vida mejor. Pero este es un caso muy delicado, «hay que darles un trato especial porque su mayor problema es la desestructuración familiar», afirma Javier. Estos jóvenes pasan por centros como los de Cáritas, pero no se adaptan a su organización y prefieren vivir en la calle o de «okupas». «Son chicos que han vivido siempre en la calle y no conciben otro tipo de vida. Esto desemboca en la mayoría de los casos en la delincuencia», explica Javier, quien recuerda que «el trabajador social puede ayudar y orientar a estas personas, pero no puede sustituir sus redes afectivas».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.