Nacional

null

Hemeroteca > 11/11/2006 > 

La Universidad de Santiago retira a Franco su «honoris causa»

ANA MARTÍNEZSANTIAGO. Fue el 27 de julio de 1965 cuando el Jefe del Estado recibió, en el transcurso de una solemne ceremonia, la investidura de Doctor Honoris Causa por la Facultad de Ciencias de la

Actualizado 11/11/2006 - 02:49:55
ANA MARTÍNEZ
SANTIAGO. Fue el 27 de julio de 1965 cuando el Jefe del Estado recibió, en el transcurso de una solemne ceremonia, la investidura de Doctor Honoris Causa por la Facultad de Ciencias de la USC. Cuentan las crónicas de la época que el Generalísimo llegó a la capital de Galicia a las doce y media de la mañana, acompañado por su esposa. Francisco Franco recorrió, entre aplausos y vítores, las principales calles de la ciudad; pasó revista a una compañía de la Agrupación de Infantería «Zaragoza 12», que le rindió honores, con bandera y banda de música; saludó a los ministros, al cortejo, y se revistió con la toga y la muceta.
«Rendimos tributo de pleitesía al Caudillo por conservar una cultura occidental siempre unificadora (...) Qué bellas ideas y realizaciones ha logrado nuestro doctorando». Los halagos son de Ángel Jorge Echeverri, rector por aquel entonces. El decano Luis Iglesias e Iglesias, que ejerció de padrino, equiparó la obra del dictador a «una experiencia científica biológica mediante la cual consiguió restaurar el biologismo normal de nuestra Patria, cuya vida venía siendo alterada por los regímenes instaurados desde el año 1931 y 1936». Son, ambos, halagos antes aceptados y ahora refutados.
Cuarenta y un años después de aquel nombramiento los méritos del autoproclamado «caudillo por la gracia de Dios» no parecen justificar este reconocimiento. Los estatutos de la USC puntualizan que este grado debe recaer en personas que hayan destacado y demostrado su valía en los ámbitos científicos, culturales, sociales, técnicos y otros.
El texto aprobado por asentimiento unánime del Consejo de Gobierno de la institución académica entiende que el ferrolano no reunía los requisitos necesarios para tal distinción y argumenta que la concesión se materializó en una época en la que se carecía de autonomía. El actual rector compostelano, Senén Barro, explicó que «en tiempos del régimen, del que el galardonado era el máximo representante, la falta de libertad y democracia no eran ajenas al paraninfo». Dejó claro en todo momento que la idea no es revocar el acto administrativo de la asignación sino suprimir un nombre de una lista.
«Aunque esto ya se había analizado en anteriores ocasiones, la determinación se adopta después de un análisis jurídico y documental que la justifica», apuntó el rector, que recordó que hace algo más de un año se produjo un debate en el seno de la comunidad universitaria en el que se percibió una «sensibilidad al respecto», intensificada por la celebración de la Xunta de PSOE y BNG del «Año de la Memoria» en 2007.
En este contexto, declaró que «nos pareció que teníamos que volver a considerar este hecho», al tiempo que anunció que comunicará esta postura a las universidades de Salamanca y Coímbra, «para que la conozcan, sepan cómo se ha fundamentado y, si lo estiman oportuno, sigan este paso, aunque son libres y hay que respetar su posicionamiento».
Reconoció que, en el caso de la USC, no se dio publicidad a la voluntad de adoptar este acuerdo y consideró que, a partir de ahora, cuando se haga público, «puede haber algún tipo de manifestación en contra».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.