Sociedad

Hemeroteca > 11/04/2003 > 

La divergencia evolutiva de humanos y chimpancés fue lenta y gradual

Actualizado 11/04/2003 - 23:53:00
Sólo el 1,4 por ciento del genoma del chimpancé es distinto al del ser humano. ABC
Sólo el 1,4 por ciento del genoma del chimpancé es distinto al del ser humano. ABC
MADRID. Los seres humanos y los chimpancés emprendieron un camino evolutivo independiente hace 5 millones de años a través de un proceso lento y gradual, que se inició con reajustes de material genético en algunos cromosomas, según una investigación publicada hoy en «Science» por Arcadi Navarro y Nick Barton, de las Universidades Pompeu Fabra, de Barcelona, y Edimburgo, respectivamente.
Para averiguar cuándo y cómo se produjo la divergencia evolutiva de humanos y chimpancés, Navarro y Barton aplicaron un nuevo modelo sobre los procesos de especiación, aquellos que dan origen a dos especies a partir de un linaje único, que está basado en mecanismos de reestructuración genómica. Chimpancés y humanos comparten un antepasado común, que a su vez se separó evolutivamente de los orangutanes hace 12 millones de años y de los gorilas hace 7 millones. La historia común de hombres y chimpancés empieza a romperse hace 5 millones de años tras iniciarse un proceso de especiación, impulsado por cambios cromosómicos, que duró miles de años. Ambas especies comenzaron a diferenciarse por graduales reajustes de material genético en algunos cromosomas, que propiciaron rápidos y acumulativos cambios evolutivos en sus proteínas. Para poner a prueba ese modelo, Navarro y Barton compararon el genoma de ambas especies y observaron que la tasa de cambio de las proteínas era dos veces más rápida en los cromosomas donde los genes están ordenados de forma diferente.
Diferencias mínimas
A lo largo de este pausado proceso, las dos especies que se iban perfilando habrían llegado a cruzarse entre ellas, pero llegó un momento en que el intercambio de genes y la reproducción resultó imposible. Otra de las conclusiones más relevantes de esta investigación es que este proceso de especiación no fue protagonizado por un antepasado común aislado geográficamente, sino por poblaciones interconectadas.
Al cabo de millones de años de evolución por separado, las similitudes biológicas básicas entre chimpancés y seres humanos siguen siendo enormes. De hecho, sólo se aprecian diferencias significativas en el 1,4 por ciento de sus respectivos genomas. Lo más fascinante es que en esa pequeña cantidad de material genético que no es compartida reside el secreto del gran diferencial cognitivo existente entre ambas especies. También está en el origen de la distintiva morfología de humanos y chimpancés.
Por otra parte, un equipo de la Universidad de Pittsburgh anuncia hoy en la misma publicación el hallazgo de una peculiaridad genética en el mecanismo de división de las células de los monos, que explicaría los reiterados fallos en la clonación de primates y sugiere un más que probable fracaso de cualquier proyecto de clonación humana.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.