Nacional

null

Hemeroteca > 10/07/2009 > 

El boom de petróleo impulsa una nueva era en las relaciones con Guinea

Que la historia y la política propician extraños compañeros de cama quedó demostrado ayer con creces en Malabo. Manuel Fraga Iribarne, ex ministro de Franco que hace 41 años firmó vestido de flamante

Actualizado 10/07/2009 - 06:06:35
EFE Manuel Fraga visitó la planta gasística de Punta Europa y subió los veinte escalones para acceder al mirador
EFE Manuel Fraga visitó la planta gasística de Punta Europa y subió los veinte escalones para acceder al mirador
Que la historia y la política propician extraños compañeros de cama quedó demostrado ayer con creces en Malabo. Manuel Fraga Iribarne, ex ministro de Franco que hace 41 años firmó vestido de flamante uniforme blanco la independencia de la única colonia española en África negra, regresó ayer a una Guinea Ecuatorial «irreconocible» acompañando a Miguel Ángel Moratinos, ministro de Asuntos Exteriores de un gobierno socialista, al frente de una nutrida comitiva de empresarios y parlamentarios de una ex metrópoli que quiere aprovechar el maná del petróleo para sacar tajada después de «cuarenta años perdidos».
Con 25 grados a la sombra y una humedad superior al 80 por ciento, y tras una mañana que hizo honor a la temporada de lluvias diluviando sobre Malabo, banda de música, tropas y dignatarios esperaba a pie de pista a Moratinos y a un Fraga tambaleante y demacrado, pero satisfecho de regresar después de más de cuatro décadas a un país que se liberó de la dictadura de Franco para caer en manos de otras dos: primero la sanguinaria de Francisco Macías, y desde hace treinta años la de su sobrino, Teodoro Obiang, que se ha convertido en una figura codiciada gracias a que el petróleo ha inundado de dólares las arcas del país (y sobre todos sus bolsillos).
Visita «histórica»
En la nueva sala de autoridades del aeropuerto internacional de Malabo, inaugurado hace poco más de un año, símbolo de los nuevos tiempos de grúas, edificios de cristal y nuevas viviendas que empiezan a poblar las faldas del antiguo volcán de Santa Isabel, Moratinos celebró la «calurosa, espectacular y emotiva» acogida dispensada por las autoridades, que encabezaba su homólogo ecuatoguineano, Pastor Michá, que no tuvo reparo en calificar la visita de «histórica». Ambos rindieron homenaje a Manuel Fraga Iribarne, que demostró su genio indomable en el complejo gasístico de Punta Europa, subiendo los veinte escalones del mirador que permitía contemplar el único puente colgante del mundo dedicado a transportar gas al espigón donde un carguero con matrícula de Liberia recogía parte del 3 por ciento del gas mundial que aquí se genera.
Miguel Ángel Moratinos evitó como si quemaran las palabras «democracia» y «derechos humanos», y por contra, al mencionar a Manuel Fraga pronunció la palabra «eslabón» y no dejó de recalcar que regresa a un país «diferente, dinámico, próspero y moderno». El ministro de Exteriores subrayó que si las relaciones entre los dos países no fueran «excelentes» no estarían allí, «pero los momentos futuros pueden ser mejores».
Pastor Michá dio la bienvenida a un séquito y una delegación formada por «todas las capas sociales españolas y casi todos los portavoces parlamentarios», lo que le llevó a calificar el desembarco de «histórico». Echó algo de agua al vino de las celebraciones diciendo que estaba muy contento ante una visita que representaba «un reencuentro tras cuarenta años perdidos».
El derroche de Teodorín
Nadie osó mencionar que a miles de kilómetros al norte, en Madrid, la misma mañana, Human Rights Watch presentaba un demoledor informe sobre los efectos dañinos de la riqueza y revelaba que el hijo mayor del dictador Obiang, su hijo Teodorín, su posible sucesor, gastó entre 2004 y 2006 la friolera de 43,45 millones de dólares, más de lo que el gobierno que preside su padre destinó en 2005 a educación.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.