Sábados

null

Hemeroteca > 08/09/2007 > 

Melatonina

DIENTES SANOSLa melatonina es una hormona producida por la glándula pineal, glándula que regula todos los procesos hormonales del cuerpo, sin embargo, no es la glándula pineal el único lugar del

Actualizado 08/09/2007 - 02:42:25
DIENTES SANOS
La melatonina es una hormona producida por la glándula pineal, glándula que regula todos los procesos hormonales del cuerpo, sin embargo, no es la glándula pineal el único lugar del cuerpo que produce melatonina, esta hormona, además es también producida en la retina, cuando ésta percibe la oscuridad y en los intestinos. Descartes llamó a esta pequeña glándula en forma de piña «el alma del hombre».
Aunque la melatonina ha sido estudiada desde 1958, cuando fue descubierta por el Dr. Aarón Lerner, de la Universidad de Yale, quedan aún por realizar muchas investigaciones, en cuanto al uso regular de esta hormona. En Estados Unidos se vende como suplemento dietético unido al calcio y vitamina B6 y la consumen 30 millones de personas. En España no está autorizada.
Son muchas las virtudes que se le atribuyen a esta hormona, ya que regula el ciclo del sueño. La melatonina representa un gran paliativo contra el «jet-lag», término utilizado para los trastornos en el sueño causados por viajes a países de otro hemisferio en los cuales hay tres o más horas de diferencia en relación a la hora en el punto de partida. Parece ser que también mejora el funcionamiento del sistema inmunológico, y que posee potentes propiedades anti-oxidantes y anti-cancerígenas. En estudios experimentales de laboratorio ha mostrado que puede prevenir y disminuir la velocidad de crecimiento de algunos tumores, como el cáncer de mama, por lo cual se cree que tiene efectos anticancerígenos, y también que puede retrasar el envejecimiento y proteger las células del daño por radiación y radicales libres al activar la síntesis de enzimas antioxidantes y producir células inmunitarias. Mejora el estrés y la ansiedad, dos factores de riesgo para la salud bucodental que en ocasiones pueden terminar produciendo el desgaste de los dientes y muelas, sensibilidad dental e incluso movilidad y frecuentemente su caída.
Su utilización debe ser siempre bajo prescripción médica para controlar la dosis y posibles efectos secundarios.
Por Luis Cabeza Ferrer
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.