Nacional

Hemeroteca > 08/05/2010 > 

La mitad de los nódulos pulmonares son benignos

El nódulo pulmonar aparece en las imágenes de TAC o escáner como una mancha redonda u ovalada en los pulmones. Su aparición no es siempre sinónimo de la presencia de una lesión cancerosa. Más de la

Actualizado 08/05/2010 - 20:22:10
El cirujano Laureano Molins comparece ante los medios al finalizar la operación de Su Majestad el Rey / Y. CARDO
El cirujano Laureano Molins comparece ante los medios al finalizar la operación de Su Majestad el Rey / Y. CARDO
El nódulo pulmonar aparece en las imágenes de TAC o escáner como una mancha redonda u ovalada en los pulmones. Su aparición no es siempre sinónimo de la presencia de una lesión cancerosa. Más de la mitad de los nódulos pulmonares son benignos. Son el resultado de cicatrices viejas o como consecuencia de haber estado expuesto a infecciones como la tuberculosis u otras ocasionadas por hongos, como el aspergillus. También pueden aparecer por la presencia de enfermedades inflamatorias. Pero el hallazgo de un nódulo en el pulmón, que cambia y crece en una persona que además es fumadora, como el Rey, es también una de las señalas de alarma más claras de la presencia de un cáncer de pulmón.
Por eso los médicos de Don Juan Carlos decidieron el pasado 28 de abril someterle a una cirugía para extirpar el nódulo y analizar la lesión. No era una operación de urgencia. Los primeros análisis, a pie de quirófano, han descartado la palabra cáncer, como explicaba desde el Hospital Clínic de Barcelona el cirujano torácico que le intervino, Laureano Molins. Ahora resta saber el origen del nódulo, que deberá determinar el estudio que se realice en el laboratorio de Microbiología.
Alta hospitalaria, en menos de una semana
Si el nódulo hubiera sido canceroso, al Rey se le hubiera extirpado por completo el lóbulo superior del pulmón donde estaba alojado. No ha sido necesario y por eso su recuperación será más rápida de lo previsto. Los cirujanos han abierto una pequeña vía de acceso a través del tórax para llegar a la zona superior del pulmón derecho y extraer el nódulo. Podría recibir el alta hospitalaria en menos de una semana y reincorporarse a su actividad en 15 días.
Las imágenes que arrojó antes de la operación el PET/TAC, una prueba sofisticada que permite ver la forma y la actividad de la lesión, ya habían descartado que hubiera metástasis, en el caso de que hubiera sido cáncer. No había afectado la pleura ni otros órganos. Es decir, aunque hubiera sido maligno, los médicos habían llegado a tiempo de extirparlo y el pronóstico era muy bueno.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.