Madrid

null

Hemeroteca > 08/01/2009 > 

La mujer según Ochoa

Cuando se cumplen treinta años de la muerte de Enrique Estévez Ochoa, más conocido por su firma «Enrique Ochoa», la Obra Social Caja Madrid recuerda el trabajo de este polifacético creador, amigo de

Actualizado 08/01/2009 - 11:47:40
«La mujer y las telas», portada de Blanco y Negro del 6 de julio de 1924
«La mujer y las telas», portada de Blanco y Negro del 6 de julio de 1924
Cuando se cumplen treinta años de la muerte de Enrique Estévez Ochoa, más conocido por su firma «Enrique Ochoa», la Obra Social Caja Madrid recuerda el trabajo de este polifacético creador, amigo de Picasso y García Lorca, ilustrador de las obras completas de Rubén Darío y precursor del gestualismo americano.
«Enrique Ochoa (1891-1978), el pintor de la música» es el título de la exposición que abre hoy sus puertas en Aranjuez para mostrar al público 63 obras, algunas de ellas nunca antes expuestas, de este artista de difícil clasificación. No en vano, como afirma José Francisco Estévez, comisario de la exposición y nieto del artista, «Su enorme creatividad y su depurada técnica -con un extraordinario dominio del dibujo, pastel u óleo- la trasladó a la ilustración -en la que fue un maestro-, la publicidad, la música, la tertulia e, incluso, la poesía».
Homenaje familiar
Esta muestra, planteada como un homenaje familiar, ofrece un recorrido por la vida y obra de este gran referente de la ilustración español del primer cuarto del siglo XXI. No olvidemos que durante los años veinte y treinta colaboró en numerosas publicaciones de la época como «Blanco y Negro», «La Esfera», «Por esos Mundos» o «Mundo Latino».
Así, además de óleos, acuarelas y carboncillos, se han reunido 21 de los casi dos centenares de ilustraciones y portadas que realizó para «Blanco y Negro», un referente de las revistas ilustradas de la época. Estas imágenes artísticas de Ochoa -realizadas de 1916 a 1931- forman parte dela Fundación Colección ABC, una institución que conserva los fondos de obra gráfica más importantes de España.
Y es que, a través de estas ilustraciones se puede realizar un estudio sociológico de diferentes épocas, de los gustos y hábitos de los ciudadanos. En este sentido, el escritor y crítico de arte Juan Manuel Bonet, quien también ha colaborado en la exposición y en su catálogo, afirma que «Hay un tipo de mujer Ochoa, como hay un tipo de mujer Julio Romero de Torres o un tipo de mujer Rafael Penagos».Por ello, junto a las melancólicas mujeres orientales, las modernas modelos y las majas con claveles publicados en «Blanco y Negro», el visitante también podrá admirar retratos familiares, jóvenes con mantilla,bellas mozas y damas del XVIII.
Sin olvidar su dimensión más espiritual e intimista y su serie sobre la plástica musical, especialmente en «Strawinsky, pájaro de fuego», «El ángel rosa en la Pasión de San Mateo de Bach», «La Catedral sumergida de Debussy» o la «Danza de fuego de Falla».
En definitiva, con esta muestra los herederos de Ochoa aspiran a reivindicar la figura de un artista camaleónico y fecundo aunque poco recordado tras su fallecimiento.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.