Economía

null

Hemeroteca > 07/11/2004 > 

Contra un capitalismo de karaoke: fuera los imitadores

Estos dos profesores suecos han recuperado a Darwin para la empresa y afirman, como él, que sólo sobrevivirán las compañías «sexys» e innovadoras MADRID. Jonas Ridderstrale es, junto a su compañero Kjell A Nordström, vanguardia de la nueva generación de expertos europeos en temas empresariales. Sin embargo, sus ideas, plasmadas ahora en «Karaoke Kapitalism», su nuevo libro, están ocasionando tanto malestar que Jonas hace semanas que no da clases en la Escuela de Economía de Estocolmo. A pesar de haber nacido en Suecia, país considerado por muchos como paradigma del Estado del bienestar, son gurús de una gestión de la empresa en un entorno en el que lo público apenas tenga presencia, para que sólo sobrevivan las compañías más aptas, las que sean capaces de innovar. «Ahora las compañías están luchando contra su impotencia con valium (imitación), cuando lo que verdaderamente necesitan es viagra (innovación)», explican. Pero no se trata de innovar por innovar: la inversión en investigación ha de ser coherente con la estrategia empresarial, aclaran. «Muchas veces, para engordar el porcentaje de lo que se destina en esta partida del presupuesto, se hacen verdaderas locuras», se quejan. Su lenguaje provocador y vehemente, que combina muy bien con una imagen agresiva y ultramoderna, muy lejos del «yupi» -visten de un casi riguroso negro, pulseras de cuero y anillos de acero-, les ha llevado al puesto decimoséptimo, detrás nada menos que de Negroponte, en el «Thinkers 50», el primer ránking mundial sobre expertos en «management». El público no especializado en estos temas ya conoció su «gestión empresarial para la humanidad» a partir de su primer libro, «Funky Business». Ahora inciden en su idea primigenia sobre la necesidad de que la empresa acabe de una vez por todas con las rígidas y absurdas jerarquías que la constriñen. «El consejero delegado no es el que más sabe. Por eso, no tiene que ser el que más mande». Dotan de contenido más profundo a esta idea y dicen que en un mundo en el que la clave de la supervivencia va a estar en la innovación, es lógico que las cabezas pensantes estén en la cúspide de la organización y tengan poder ejecutivo. Explican que el capital humano más valioso se va a erigir en el nuevo «dictador» en la empresa: impondrá sus condiciones laborales y, si no son aceptadas, se irá a otro sitio. Pero, desde hace unos años ha nacido otro «tirano», fruto del océano de información sobre productos de que dispone. El consumidor, con su poder de elección, tiene la capacidad de decidir la supervivencia de las empresas. «¿Quién sobrevivirá a este escenario? Como decía Darwin, quien se adapte a los nuevos tiempos -quien sepa innovar- y quien sea lo suficientemente «sexy» para retener a consumidores e innovadores». También aconsejan a Europa: «La UE ha de crear su paradigma, no tiene que imitar a EE.UU. Pero está claro que así no podemos seguir: Asia y América nos comen terreno».

Actualizado 07/11/2004 - 01:51:19
Ridderstrale y Nordström abogan por abolir la rigidez de la jerarquía de la empresa
Ridderstrale y Nordström abogan por abolir la rigidez de la jerarquía de la empresa

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.